Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Estimule la imaginación de su hijo, a través de talleres de creatividad

Estimule la imaginación de su hijo, a través de talleres de creatividad
Por: Redacción ABC del bebé
Jueves, 17 Julio 2008 - 9:42am
0

Comentarios

Comparte este artículo

“Siéntese”, “quédese quieto”, “deje de molestar” son las frases que más frecuentemente les repiten los padres a sus hijos. “¿Pero cómo les van a pedir que se queden quietos si son niños de 4 años?”, se pregunta Alberto Arango, actor con formación en teatro, que ha realizado talleres de creatividad para pequeños desde los 4 hasta los 12 años.



“Cuando los niños comienzan las clases se sienten reprimidos, les da vergüenza hacer los ejercicios. No en todos los casos, pero en la mayoría, los papás reflejan en sus hijos sus frustraciones. He conocido a madres muy bonitas que no pudieron ser modelos e impulsan a sus hijas a que lo sean. Recuerdo en una ocasión, una niña de 4 años que me preguntó si tenía bozo y otra se preocupó porque no sabía si con las actividades de la clase íbamos a sudar”. Este taller, que nació de la espontaneidad, se basa también en esa premisa, la de estimular la creatividad a partir de romper barreras que se les imponen a los niños. Normas que coartan lo que muchas veces ellos quieren ver, pensar y sentir. “¿Por qué pintó el árbol de rojo?”, le pregunta de manera incriminatoria la maestra en el colegio al niño y, así se empieza a poner freno a su impulso creativo.



“Todos los niños quieren ser adultos y en algún momento los adultos queremos volver a nuestra infancia. Por eso, me gusta darles herramientas para que estimulen su creatividad y no se dejen reprimir por esas reglas que les
impiden soñar”, dice Arango.

¿De qué color es Plutón?
Comenzar con ejercicios sencillos como hacer preguntas, para que ellos den respuestas rápidas (¿cómo se imaginan a los habitantes de Plutón?, ¿cuál es el nombre de un color nuevo?), hacen que surja la espontaneidad. Beto cierra la mano y les pide a los niños que cada vez que él la abra, digan qué ven (en su mente) sobre la palma. Luego señala un cuadro y pide que los pequeños le digan un nombre distinto al que tiene, y empieza el juego mental: es un cuadro, pero todos gritan ¡lámpara!, es una lámpara pero todos gritan ¡dinosaurio!



Son los niños los que hacen la clase, se disfrazan de estrella de cine y durante el taller lo tratan como tal, hacen malabares “porque este ejercicio ayuda a conectar los dos hemisferios del cerebro”, dice Arango.



Todos son ejercicios extraídos de la formación teatral para que los niños puedan ser más reativos, pierdan el miedo, aprendan a expresar lo que piensan y sienten. Después de salir de esta clase, en donde la principal regla es divertirse, son más participativos en otros espacios porque han aprendido a expresarse y a saber que sus puntos de vista tienen valor.



La invitación es para que los padres les permitan soñar a sus hijos, les ofrezcan espacios de creación, los estimulen a imaginar que tienen un carro con alas, o que su habitación es una selva poblada de animales salvajes. No puede haber niños sin la capacidad de soñar.


 


 

Comparte este artículo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad