Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Los factores ambientales son los que más influyen cuando hay obesidad infantil

Los factores ambientales son los que más influyen cuando hay obesidad infantil
Por: Mónica Toro
Lunes, 25 Octubre 2010 - 4:40pm

Es vital fomentar una dieta adecuada y el incremento del deporte

0

Comentarios

Comparte este artículo

Es vital fomentar el consumo de una dieta adecuada y el incremento de la actividad física.

Un bebé sano es distinto a un bebé pasado de kilos. Y un menor obeso, seguramente, es un ser que tendrá cientos de complicaciones, como: discriminación y más predisposición al desarrollo de enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.

Según el endocrinólogo pediatra Shoukry Awadalla, la obesidad infantil, acúmulo excesivo de grasa, en Colombia “está entre el 20 y el 40 por ciento”.

Causas de peso
El especialista Awadalla afirma que la obesidad en los niños puede ser el resultado de varias causas, entre ellas lo genético y lo hormonal, por el el hipotiroidismo (disminución de la producción de las hormonas tiroideas) y por el aumento de la producción del cortisol.

Sin embargo, la más común, agrega Awadalla, es la ambiental.  “El 85 por ciento de los niños obesos viven con la abuela y, el 10 por ciento, la visitan más de dos veces por semana“, indica Awadalla.

De igual manera, ya no resulta poco común el colesterol alto en los niños, cuando años atrás era un factor predominante en adultos. Según Silvana Dadán, nutrióloga y gastroenteróloga pediátrica, coordinadora de Nutrición clínica de Gastronutriped, este puede ser un síntoma secundario a otras enfermedades, tales como la misma obesidad, diabetes, hipotiroidismo, entre otras.

“Este factor de riesgo, en parte, se debe a la alimentación deficiente que tienen los niños. Algunos de los productos que pueden predisponer a niveles altos de colesterol son: fritos, paquetes, tortas, comida rápida, entre otros”, señala Dadán.

Si a lo anterior se suma que el niño consume cantidades de azúcar y gaseosas podrían elevarse, también, los triglicéridos. Por lo tanto, si no se modifican los hábitos alimentarios y no se incorpora la actividad física, es posible que el impacto metabólico de los niveles altos de colesterol implique una menor calidad de vida, en algunos casos, uso precoz y sostenido de medicamentos.

“Si persevera y reincide repetidamente el colesterol alto en los niños, es posible que en la vida adulta temprana haya una predisposición a enfermedades cardiovasculares, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria”, puntualiza Dadán.

Colesterol infantil
En Colombia ya existen casos donde algunos niños entre 3 y 10 años de edad tienen placas de coágulo de sangre que se pega a las paredes de las arterias. Este es un factor que podría ser peligroso si no se trata a tiempo.

Por lo tanto, para prevenir el colesterol alto en los niños la especialista Silvana Dadán sugiere a los padres una dieta que contenga alimentos con fibra (granos, frutas y vegetales),  ya que esta  arrastra las grasas saturadas y los ácidos grasos. Es importante la implementación de  aceites vegetales usados para aderezar y no para cocinar, aguacate, pescado, frutos secos naturales sin tostar ni fritar, como  almendras y avellanas”.

Por lo tanto, en sus manos está en juego el peso de sus hijos. El colesterol alto infantil no presenta síntomas y, según Dadán, este es uno de los aspectos más complicados, ya que los niveles altos de colesterol pueden pasar, por un tiempo, desapercibidos.
Por tal razón, fomente una dieta adecuada e inculque el ejercicio físico.

Según la nutricionista dietista Adriana Amaya Camargo, se empieza desde antes del embarazo: asistiendo a los controles  prenatales y ganando el peso adecuado en cada etapa.

Luego, indica la especialista, continúa con la lactancia materna, ojalá de forma exclusiva, por lo menos durante los seis primeros meses de vida. Sigue con la alimentación complementaria, donde el objetivo es la formación de hábitos alimenticios.

"En esta etapa no se debe incluir azúcar, miel, panelas, bebidas azucaradas, jugos ni alimentos de alta densidad calórica. Se debe fomentar el consumo de frutas en porción, de agua, verduras  y, sobre todo, ser ejemplo para los niños“, afirma la nutricionista.

Es por esto que debe existir una alimentación balanceada: alimentos constructores, reguladores y energéticos, los cuales permitirán un óptimo crecimiento y desarrollo.

“La cantidad de alimento que  consumimos debe satisfacer las necesidades  y no debe sobrepasar los requerimientos diarios,  con el fin de evitar los excesos y prevenir enfermedades  a temprana edad. Debemos llegar a ser adultos saludables“, puntualiza Amaya.

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad