Tips de seguridad para hacer compras con tus hijos

Una tarea tan cotidiana como ir al supermercado a hacer compras en compañía de tus hijos no tiene por qué convertirse en una actividad estresante.

Tips de seguridad para hacer compras con tus hijos
Foto:

 -

Por: Lizeth Salamanca Galvis
mayo 19 de 2017 , 12:07 p.m.

De acuerdo con un estudio del Hospital Nacional Pediátrico de Columbus, en Ohio, tan solo en Estados Unidos, cada año alrededor de 24 mil niños sufren diversos accidentes provocados por el mal uso de los carritos de mercar.

Según el informe, la mayoría de las lesiones se producen por caídas del niño, choques contra otros carros o estanterías y volcamientos que dejan a los pequeños atrapados entre los hierros siendo la cabeza, la zona más afectada del cuerpo.

Por eso, los médicos autores del informe señalan que los padres deben estar cada vez más atentos de sus hijos cuando estos los acompañan a mercar y deben conocer las normas de seguridad que aplican para este tipo de vehículos, que si bien nos facilitan el recorrido por todos los pasillos en una tienda de alimentos, también nos pueden provocar varios dolores de cabeza si no tenemos en cuenta su correcto uso cuando transportamos allí a nuestros pequeños.

“En primera medida, los padres deberían empezar a exigir cada vez más a los supermercados, tener carros de compras con altos estándares de seguridad para los niños que sean efectivos en la prevención de vuelcos y caídas”, sostiene Gary Smith, director de Investigación de Lesiones del Hospital Nacional Pediátrico de Columbus.

De otro lado, los investigadores recomiendan a los padres revisar muy bien el carrito de compras antes de sentar a sus hijos allí. Esto incluye revisar que las ruedas  giren bien y no se queden atascadas, que la canastilla o el lugar destinado para transportar al menor esté en buenas condiciones, sin alambres sueltos o filos cortopunzantes que puedan producir heridas.

Ahora bien, los niños solo se pueden sentar en la canastilla si ya son capaces de sostenerse en esa posición con la espalda recta y por sí solos. De lo contrario, los bebés más pequeños pueden ir en el carro de compras solo si este cuenta con un portabebés diseñado especialmente para ello y tiene sus respectivos arneses de seguridad. Si no llegas a encontrar este tipo de modelos en el almacén, es preferible que cargues a tu pequeño en brazos o lo lleves en un portabebés sobre tu cuerpo.

En cambio para los niños mayores de 5 o 6 años lo mejor será que caminen al lado de sus padres. Un error frecuente que cometen los padres es dejarlos sentar en la canasta grande junto con el mercado o permitirles jugar ya sea apostando carreras con el vehículo (lo cual en aún más grave si su hermanito menor va en el interior) o subiéndose e impulsándose sobre este, lo que puede provocar accidentes al alcanzar una buena velocidad o al perder estabilidad y terminar en un volcamiento.

Conoce en esta infografía cuáles son las posiciones correctas e incorrectas a la hora de llevar a tus hijos en un carrito de mercado.

Otras recomendaciones de seguridad

-Nunca dejes a tu pequeño solo en un carro de compras.Vigila continuamente que no intente ponerse de pie o bajarse.

-Utiliza carros con diseños más seguros que permitan a los niños montar más cerca del suelo(por ejemplo, en un pequeño automóvil modelo delante del carro).

-Si camina a tu lado no permitas que juegue sobre el carro.Su peso y el del mercado pueden generar accidentes.

-No dejes que se siente sobre la barra inferior(que es la que se usa para poner jabones y productos de limpieza). Muchos niños sufren lesiones en manos y pies debido a esta práctica.

-Recuerda que solo los adultos deben empujar el carro.

También te interesa: Aprende a mercar con tus hijos

Tips para mejorar la experiencia de comprar

-En lo posible ve a mercar entre semana en un horario en el que haya poca gente, como temprano por la mañana o a primera hora de la tarde. Así encuentras menos congestión y es más fácil manejar a los niños.

-En algunos supermercados hay carritos pequeños o canastos con rueditas que los niños más grandecitos pueden llevar y les resultan muy divertidos. Puedes dejar que los usen y te ayuden a llevar ahí algunos productos.

-Antes de salir de casa, haz una lista de todo aquellos que necesitas. Así optimizas tiempo y no alargas demasiado las compras. Recuerda que los niños permanecen a gusto con una misma actividad por cortos periodos de tiempo.

-Organiza tu recorrido recorriendo pasillos en orden para no estar de un lado al otro del supermercado buscando los productos.

-Si es posible, llévale un juguete o algo de comera tu hijo para que se distraiga y el recorrido sea más ameno para él.

-Haz partícipe a tu pequeño en las compras. Decirle “vamos a comprar los yogures de fresa que tanto te gustan” o “ayúdame a escoger las zanahorias”  puede resultar muy motivante para él.

-A veces, en el carrito de compras, están al alcance de todo, por lo que seguramente meterá allí cosas que tú no pretendes comprar. Quítalos disimuladamente cuando no te vea para evitar rabietas.

Cuando ya caminan por sí solos y están grandecitos, debes enseñarles siempre dónde queda la zona de información para que, en caso de que se pierda, pueda ir allí a pedir ayuda.

Sigue leyendo ¿Pataletas fuera de casa? Aprende a controlarlas