El efecto de la nariz de Pinocho sí existe

Según estudio, las mentiras de los niños podrían detectarse fácilmente.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
diciembre 11 de 2012 , 03:47 p.m.

Científicos del departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada, de España, hallaron que cuando las personas dicen mentiras, la nariz y el músculo orbital en el ojo se calientan. Con el fin de comprobarlo, los investigadores Emilio Gómez Milán y Elvira Salazar López usaron cámaras termográficas –que detectan la temperatura del cuerpo– para grabar a la gente mientras discutían, bailaban o se excitaban.  La meta fue evaluar la funcionalidad del cerebro cuando se encuentra frentes a situaciones subjetivas y difíciles, en cuanto a la expresión de emociones. También encontraron que cuando se hace un esfuerzo mental considerable, la temperatura del rostro desciende; y sube cuando se experimenta mucha ansiedad.  Los investigadores incluso detectaron que existen asimetrías de temperatura en ambos lados del cuerpo y algunas transformaciones locales relacionadas con estados físicos, mentales y emocionales de la persona.