El zinc ayuda a prevenir enfermedades

Los niños lo pueden consumir en carnes rojas y en ciertas leguminosas.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 10 de 2012 , 06:16 p.m.

Las propiedades de este metal ayudan a la buena cicatrización de la piel y a la prevención de infecciones y retrasos en el crecimiento de los niños.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el zinc es un elemento fundamental para el crecimiento y el desarrollo normal de los niños; por eso, su carencia en la dieta alimentaria puede comprometer las funciones gastrointestinales e inmunitarias, así como ocasionar retraso en el crecimiento.

Para el pediatra Oscar Escorcia, el zinc es fundamental tanto para el niño como para el adulto, porque hace parte estructural de todas las células del organismo. Ayuda  a formar tejidos nuevos, a estimular la inmunidad y el apetito.

“Cuando un paciente ha tenido cirugías de consideración, quemaduras graves y necesita formar tejidos en forma muy rápida, el zinc ayuda a realizar esta tarea y hace que la necesidad de injertos sea menor”, asegura el profesional.

Asimismo, cuando el menor ha padecido infecciones respiratorias severas como neumonías o bronquiolitis y la mucosa se encuentra despulida, el zinc ayuda a la restauración de dicha mucosa.  La deficiencia de este importante metal puede traer como consecuencia retraso en el crecimiento, diarrea aguda y cicatrización lenta de las heridas.

Generalmente, asegura Escorcia, “se presume que hay déficit de zinc en los niños cuando están bajos de peso y estatura, cuando presentan infecciones respiratorias, urinarias o diarreas, frecuentes y prolongadas”.

Recomendaciones para aumentar los niveles de zinc

Este elemento se encuentra de forma natural en los alimentos, sobre todo en los de origen animal como la carne, principalmente, y en algunas leguminosas como el fríjol, las lentejas y los garbanzos. 

De acuerdo con el pediatra Oscar Escorcia, es recomendable brindarle al niño una dieta balanceada, que tenga proteínas, especialmente carne, a la hora del almuerzo y a la comida, combinada con alguno tipo de grano.  Y añade que es importante que ellos coman suficiente para que no se queden ‘cortos’ en proteínas. 

Del mismo modo, es preciso que las dietas alimentarias estén guiadas por un profesional y que sea él quien determine las dosis necesarias de zinc, hierro, calcio y demás nutrientes que se requieren para el buen funcionamiento del organismo. 

Regrese a nuestro especial "Nutrición y desarrollo en los niños"

Foto tomada de freedigitalphotos.net