En el patinaje artístico convergen la gimnasia, el ballet y las pesas

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:06 p.m.

Los niños que desde temprana edad practican este deporte tienen la posibilidad de desarrollar la coordinación, el oído y la rapidez.  

Edwin Guevara, campeón mundial de patinaje artístico sobre ruedas, en 1996 y 1998, ha consagrado su vida a este deporte. Lleva 27 años practicándolo y 13 años entrenando a pequeños, que desean más que nada subirse a un podio que los acredite como los mejores representantes de este bello y exigente deporte.


Guevara asegura que se puede empezar a practicar desde los 5 años, pues a esta edad, el somatotipo, es decir, la forma y composición corporal del niño están suficientemente bien estructuradas y definidas, lo cual les permite manejar los patines con mayor facilidad.


“El patinaje artístico es un deporte multifuncional. En él convergen la gimnasia, el ballet, las pesas y el patinaje por sí mismo”, comenta Guevara.

Gimnasia
La gimnasia le brinda al patinador elasticidad y plasticidad, que le son útiles para la moverse libremente en la pista y desarrollar su expresión corporal.

Ballet
El patinador debe aprender también las posturas y posiciones del ballet clásico para poder imprimirle elegancia y delicadeza a sus coreografías.

Pesas
Cuando se dice que al practicar el patinaje artístico también se le pone un énfasis especial a las pesas, esto no significa que los niños tengan que levantar las pesas tradicionales de varilla y cargas adicionales en los extremos, sino que los patines pesan aproximadamente dos kilos y medio. Por ende, le añaden al cuerpo un peso adicional que tienen que manejar correctamente, pues “con esta carga deben aprender a mantener los giros y saltos, a controlar la fuerza del tronco superior y de las piernas y a manejar la resistencia de fuerza explosiva”, dice el ex campeón.

Patinaje
El deportista debe dominar las figuras obligatorias del patinaje, tener suficiente equilibrio para andar sobre ruedas y conocer la técnica para evitar caídas.
A propósito, la sicóloga infantil María Isabel Guerrero asegura que el patinaje artístico “es un deporte que requiere de disciplina, concentración y de un esfuerzo físico muy alto, por lo cual puede llegar a ser un deporte considerado de alto impacto”.
Agrega que desde hace varios años se ha venido clasificando como un deporte femenino, sin que realmente lo sea. Por eso, los padres que tienen varones que desean practicarlo deben darles la libertad a sus hijos de hacerlo, pues ningún deporte debe ser excluyente a nivel de género y en este campo también tienen la oportunidad de destacarse.

Y la alimentación...
Desde hace algunos años, se presentan casos de patinadoras, nadadoras y gimnastas con alteraciones alimenticias, por la imagen corporal que deben mantener. La sicóloga infantil María Isabel Guerrero sostiene que lo más importante en este sentido es “generar antecedentes y proporcionar a las niñas habilidades para prevenir este tipo de dificultades desde muy temprana edad y tener dentro de los equipos de patinaje, profesionales en sicología deportiva que sirvan de mediadores de este tipo de desórdenes de alimentación”.

Otros beneficios
Guevara dice que los niños que se consagran a este deporte aprenden a ser sumamente ordenados con su tiempo, pues deben dividirlo entre los deberes del colegio y los entrenamientos.
Inicialmente solo asisten a la escuela  de formación deportiva en su tiempo libre, pero a medida que van avanzando, se van incrementando el rigor y las horas de ensayos y preparación, de acuerdo con las edades de los niños de la siguiente manera:
De 7 a 9 años, 3 veces por semana.
De 10 a 15 años, 4 o 5 veces por semana.
De 16 años en adelante, 6 o 7 veces por semana.

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé