Evite tener un pequeño dictador en casa

Los padres deben ser quienes les pongan límites a los hijos

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
diciembre 14 de 2011 , 10:08 a.m.

Al principio, puede parecer una conducta graciosa, que despertará risas en los adultos, pero es precisamente esta actitud cómica la que impulsará al pequeño a seguir comportándose así, ya que observa cómo causa gracia en los demás.

Pero los niños no deben mandar a los adultos y estos no están para servirles. Una de las funciones de los padres es marcarles límites y definirles las normas familiares.

De lo burlesco se puede pasar a una situación realmente incómoda, cuando los demás niños no quieran jugar más con el niño o la niña, y se quede sin amigos o solo con aquellos que sí reciban las órdenes.

Los siguientes consejos le ayudarán a controlar esta conducta dictadora:

:: No se ría ni avale la actitud del niño. Si le parece graciosa, retírese a otra habitación. Pídales a los adultos cercanos a su hijo que actúen de la misma manera.

:: Enséñele a compartir, a respetar a los demás y a negociar. No avale sus actitudes de mando. Esto puede realizarse a través de cuentos.

:: Si el pequeño se dirige a usted en esta tónica, no haga caso a la solicitud y dígale en los mejores términos que solamente le ayudará cuando se lo pida de manera correcta, como él sabe hacerlo.

:: Cuando vea que el pequeño toma esta actitud frente a sus amigos, no lo sancione en público. Explíquele con anterioridad que cada vez que lo vea en esa actitud, que con solo decir una palabra (‘Esteban’, por ejemplo), él sabrá que está obrando mal.

:: No pase por alto esta actitud.

:: Cuando pida las cosas o se dirija a los demás en actitud respetuosa, alabe la actitud.

:: El ejemplo siempre es una herramienta para educar a los hijos.

:: Tomar control a tiempo de la situación le permitirá frenar de forma temprana una actitud, que a mayor edad puede salirse de las manos.