Ley de seguridad en piscinas reglamenta presencia de barreras protectoras y salvavidas

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:06 p.m.

De ahora en adelante, según la norma sancionada, no se permitirá el acceso a estos lugares de menores de 12 años sin la compañía de un adulto.

Santiago Rivera y Mariana Novoa se ahogaron en silencio. Atraídos por la piscina, se lanzaron a su propia muerte pues, cuando intentaron salvarlos ya era demasiado tarde. La tragedia de estos pequeños motivó la creación de dos fundaciones que llevan sus nombres y que buscan educar a otras familias para que conozcan los riesgos de lesiones severas y muerte por ahogamiento, y cómo prevenir esta clase de accidentes.


"Si bien las piscinas y las actividades que se realizan en el agua son ideales para el desarrollo de importantes habilidades motrices y deportivas en los niños, también pueden convertirse en el lugar más peligroso si no cuentan con las medidas de seguridad necesarias, ni se hace uso adecuado de ellas, sobre todo en lugares residenciales donde los niños circulan libremente", sostiene Pilar Molina, directora de la Fundación Santi Rivera.


Ella, precisamente, fue quien impulsó la Ley sobre seguridad en piscinas que acaba de aprobarse y que reglamenta aspectos básicos para evitar accidentes.


A la falta de conocimiento de los adultos sobre los riesgos que representa dejar a un niño solo en una piscina, se suma el aumento inusitado de la construcción de éstas en unidades residenciales y hasta colegios. Por eso, la Ley fijó parámetros claros de seguridad, entre ellos, la instalación de dispositivos especiales, letreros de advertencia y presencia de personal salvavidas entrenado en reanimación cardio-pulmonar.


El agua deberá permanecer limpia y sana y habrá en el área de la piscina por lo menos dos flotadores circulares con cuerda, un bastón de gancho y un botiquín de primeros auxilios. De igual forma, servicio las 24 horas del día de un teléfono o citófono para llamadas de emergencia y un letrero visible, de colores vistosos y letra grande, de la profundidad máxima de la piscina.
Así mismo, debe haber personal salvavidas debidamente entrenado en las horas de funcionamiento de la piscina. La nueva Ley establece que este personal de rescate no será inferior a una persona por cada piscina y uno por cada estructura similar.


Medidas de prevención para evitar accidentes
Donde haya una piscina, la norma obliga instalar barreras de protección y control de acceso a esta (cerramientos), detectores de inmersión, que se activan inmediatamente un cuerpo de más de tres kilos cae, sistemas de seguridad de liberación de vacío y cubiertas antiatrapamientos.
Hugo Díaz, experto y asesor de ONG sobre el tema, explica el por qué y para qué de estos aparatos:
* Cerramientos: Estudios demuestran que la instalación y el uso apropiado de barreras de protección y control de acceso previenen entre el 50 y el 90 por ciento de los ahogamientos e incidentes por inmersión.
Los expertos afirman que el cerramiento de piscinas y estructuras similares debe ser mediante barreras de seguridad con puertas autoajustables y autoasegurables.
* Cubiertas antiatrapamientos. El atrapamiento sucede cuando parte del cuerpo de un niño es atraído a un drenaje, producto de una potente succión del sistema de circulación de agua, o cuando se introduce un brazo o una pierna por una rejilla o cubierta averiada o fuera de lugar. También hay eventos de atrapamiento cuando el cabello, el vestido de baño holgado, cadenas o collares se enredan con el drenaje o un objeto bajo el agua (escalera). Un tercer tipo de atrapamiento es causado por la succión del niño cuando se sienta sobre un drenaje descubierto.
Las cubiertas o rejillas antiatrapamiento para ductos se recomiendan para prevenir la succión del cuerpo o del cabello hacia el drenaje, y los sistemas de seguridad de liberación de vacío son un dispositivo de protección adicional que detecta cualquier bloqueo de un drenaje y automáticamente elimina la succión para prevenir el atrapamiento.
* Detectores de inmersión. Estas alarmas, que se activan cuando alguien ingresa clandestinamente a la piscina (más concretamente al estanque), pueden alertar a las personas encargadas del cuidado del niño o a quienes presten vigilancia en los condominios donde existan piscinas y estructuras similares.


Andrea Linares G.
Redacción ABC del Bebé