Por qué dormir la siesta

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
marzo 22 de 2012 , 05:45 p.m.

Porque es reparadora, frente al gasto de energía cotidiano que tienen los pequeños. Un niño necesita dormir con mayor frecuencia que un adulto.

Porque es reparadora, frente al gasto de energía cotidiano que tienen los pequeños. Un niño necesita dormir con mayor frecuencia que un adulto.

La siesta, especialmente después del almuerzo, resulta bastante beneficiosa y se sugiere mantenerla hasta los cinco años de edad.

Es ideal conservar este hábito, porque un niño que llegue demasiado cansado o estimulado en la noche, puede conciliar el sueño con mayor dificultad.

Siempre es recomendable que el niño o la niña tengan un momento de descanso durante el día. Basta con ver la energía del pequeño después de la siesta para percibir el efecto reparador. Pero si no ha tenido la posibilidad de descansar puede estar irritable, inquieto y cansado.

Cuando duerme más de lo necesario

Tener una siesta superior a una hora y media puede ocasionar en la noche dificultad para conciliar el sueño. Por eso, cuando sea necesario, hay que despertarlo con tacto y, sobre todo, con cariño. Si lo levantamos con afán es posible que tenga que aguantarse un niño irritado y llorón.

Es aconsejable destinar la misma hora y el mismo lugar para la siesta y así convertirla en un hábito.

Los dientes le rechinan mientras duerme

Esta molestia se conoce como bruxismo y puede ser consecuencia de la tensión diaria y, en pocas ocasiones, de alteraciones físicas.

Afecta tanto a niños como a adultos y se caracteriza porque al despertar hay dolor en las mandíbulas y en las zonas cercanas.

Acuda al médico solo cuando los dolores sean demasiado fuertes y los dientes estén empezando a desgastarse. Para corregir este problema se emplea una placa que evita la mala posición y, por ende, el desgaste de los dientes.