¿Qué hacer si tu pequeño rompe todo lo que pasa por sus manos?

En la mayoría de los casos los niños no tienen la intención de destruir, solo están explorando.

niños ordenando juguetes

En lugar de exigirle que recoja sus juguetes, siéntate con él y enséñale cómo organizarlos correctamente para que siempre estén a su alcance y no se dañen.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
junio 08 de 2018 , 05:55 p.m.

¿Tu pequeño rompe todo lo que encuentra a su paso? ¿Arruga las hojas de sus cuentos? ¿Lanza objetos contra el piso una y otra vez? Incluso, ¿lo has sorprendido con un juguete completamente desbaratado?

Aunque no lo parezca, este tipo de comportamientos son completamente normales cuando los niños llegan a los dos años de edad ya que inician una etapa de exploración en la que buscan experimentar el mundo que los rodea y la mejor manera de hacerlo, es interactuando con los objetos y descubriendo cómo funcionan.

Por ejemplo, cuando tu hijo arroja un juguete al aire, en realidad está tratando de observar cómo reacciona: si se tarda mucho o poco en caer al piso, si suena, si rebota, si se rompe o queda intacto. Y no queda contento con una sola prueba: ¡lo hará con varios de sus juguetes, una y otra vez! “Cada vez que tu pequeño toma algo entre sus manos no tiene la intención de romperlo o dañarlo. Solo quiere experimentar manipulándolo. De esta manera, recibe información muy valiosa para sus aprendizajes y para su entendimiento del entorno”, explica Amelia González Pérez, psicóloga infantil.

A veces, también ocurre que en ese proceso de exploración, tomen objetos para examinar texturas, colores y formas pero, al no tener completamente desarrollada su motricidad fina y su capacidad de agarre, muchas veces no logran sostener el objeto y se les cae.

Sin embargo, si después de los cuatro años, tu pequeño deja caer cosas con o sin intención, debes prestar atención y hacer un seguimiento ya que, de acuerdo con el psicólogo Alexis Olivares, “se puede tratar de un problema de desarrollo de la motricidad o de la tonicidad de los músculos o, puede ocurrir que, esté tratando de llamar la atención o esté repitiendo conductas agresivas que observa en casa”.

Cada vez que tu pequeño toma algo entre sus manos no tiene la intención de romperlo o dañarlo. Solo quiere experimentar manipulándolo.

De otro lado, hay que tener en cuenta que, según los especialistas, después de los tres años edad, los niños empiezan a desarrollar el pensamiento lógico y por lo tanto, le empiezan a otorgar valor económico y afectivo de las cosas, por eso las cuidan o las destruyen. “Esa última actitud es muchas veces en demanda o respuesta a algo que no les agrada”, agrega Olivares.

A su vez, al llegar a esta edad los niños, además de explorar, analizan las respuestas o reacciones de sus padres y el nivel de tolerancia de estos frente a ciertos comportamientos. “A veces, tiran las cosas para ver cómo reaccionan los padres (causa y efecto), lo que constituye un momento ideal para fijar límites”, dice Vargas.

Recomendaciones para papás
  1. No dejes a su alcance objetos de valor afectivo o económico.
  2. Aleja de tus pequeños cosas de vidrio, metal o cerámica con los que pueda hacerse daño al manipularlos.
  3. Cuando entre en la etapa de exploración, cómprale juguetes que pueda armar y desarmar fácilmente o que no sean demasiado costosos.
  4. Cuando tenga la capacidad de razonar explícale lo que puede tocar y lo que solo puede contemplar. Recuerda fijar límites acerca de las cosas con las que puede jugar.
  5. Evita desahogar tu ira o tu frustración con las cosas. Si tu pequeño te ve arrojando cosas al piso en un momento de rabia probablemente imitará ese comportamiento cuando tenga sentimientos similares.
  6. Realiza seguimiento a las razones por las cuales destruye objetos ¿no logra sostenerlos en sus manos? ¿quiere llamar la atención? ¿es su manera de desahogarse? Presta atención y consulta con el médico si tienes alguna duda.