Transición escolar para niños Embera-Chamí está causando rupturas en su cultura

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:10 p.m.

Un estudio de caso realizado en un resguardo indígena pone en evidencia la fragmentación de identidad que viven los pequeños al pasar del jardín a una escuela que no incluye sus tradiciones.

La transición escolar es para algunas madres del resguardo Cañamomo Lomaprieta (Caldas) el “llanto que pasa en unos días”. No obstante, este paso implica mucho más que calmar pataletas.


Así lo asegura Sara Alvarado, consultora de la Organización de Estados Americanos (OEA), que coordinó la investigación ‘Políticas de transición en comunidades indígenas, rurales y de frontera’. “Algunos profesores y padres en el estudio reducen la transición al momento de la crisis, y se piensa en una adaptación que no incluye una educación integral”, señala.


La llamada ‘educación integral’ para la primera infancia, formalizada la semana pasada por el Ministerio de Educación, no sólo contempla la escolarización, sino que además incluye aspectos como la atención en alimentación y salud, el juego y la inclusión de la familia y la comunidad en el proceso que le permitirá al niño desarrollar su potencialidad afectivo-cognitiva.


En el caso de los niños embera-chamí, el estudio demuestra que la transición escolar genera rupturas con la cultura autóctona. La ausencia del waunana (lengua embera) y un aula decorada con objetos extraños, son algunos detalles que denotan una transición escolar confusa. Según Alvarado, este proceso, en el que se involucran elementos simbólicos, puede constituirse en “oportunidades o fragmentación del desarrollo, ya que el niño transita hacia nuevos contextos, maneras de relacionarse, integrar cosmovisiones, pero eso sólo se da con las condiciones adecuadas, con maestros nativos formados”. El estudio completo de la comunidad embera-chamí se presentará el jueves 30 de abril en el foro ‘Tendencias de las políticas de transición en comunidades indígenas, rurales y de frontera’, organizado por el Departamento de Educación y Cultura de la OEA, la Fundación Bernard Van Leer de Holanda y la Dirección de Responsabilidad Social de EL TIEMPO.

TATIANA JOIRO RODRÍGUEZ
CÓDIGO DE ACCESO