Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Parámetros que influyen en el crecimiento sano de los niños

Parámetros que influyen en el crecimiento sano de los niños
Por: Karen Johana Sánchez
Viernes, 21 Octubre 2011 - 6:03pm

Alimentación, sueño y herencia son factores que deben evaluar los padres.

1

Comentario

Comparte este artículo

¿A qué padre no le gusta ver a su hijo grande, fuerte y sano? Quizás son tres factores que demuestran, en apariencia, la vitalidad y el adecuado crecimiento de un niño, aunque no cabe duda de que existen otros elementos que repercuten en que sus músculos y huesos se desarrollen adecuadamente.


El crecimiento saludable no solo significa que el pequeño gane talla, de acuerdo con su edad y etapa de desarrollo, sino que logre, año tras año, una formación adecuada de su organismo, bajo ciertos parámetros nutricionales, deportivos y hasta fisiológicos.
Martha Rocío López, médica de la Universidad El Bosque y endocrinóloga  de la Universidad Nacional, señala cuáles son los principales factores que influyen en la regulación de un crecimiento adecuado:


1. Nutrición. Es definitivo para que el proceso sea óptimo. Cuando los niños, durante esta etapa, ingieren en su dieta una cantidad de alimentos del reino animal, especialmente las proteínas, las cuales son fuente de aminoácidos esenciales, optimizan la producción de la hormona de crecimiento.
“Son sanos, tienen más probabilidades de defensas, no se enferman y  están mejor emocionalmente. Pero cuando consumen comida ‘chatarra’, golosinas o bebidas azucaradas se inhibe la producción de la hormona y afectan su salud; además, son irritables, no se concentran y no crecen”, señala la experta.
El potasio también es importante para el desarrollo de los músculos. La especialista dice que es vital que los pequeños tengan una alimentación nutritiva y balanceada, pero hay casos donde los menores necesitan suplementos de calcio, de potasio y multivitamínicos.
2. Herencia. Es un factor que no se puede modificar, pero no es determinante. El crecimiento del pequeño también se puede potenciar con el deporte y la alimentación.
3. Sueño. Es definitivo, porque en la noche se producen las hormonas que regulan el crecimiento, especialmente entre las 8 p.m. y las 6 a.m. Según López, en la noche, además, “ocurre la fijación del calcio al hueso”.
4. Deporte. La actividad física es fundamental. Se aconsejan aquellos deportes donde sean necesarios los estiramientos, la natación, el voleibol, el baloncesto y el ciclismo. También es importante el juego en las barras, como aquellas que se adaptan en los parques.
5. Estímulo fisiológico. El endocrinólogo es el encargado de valorar a los niños que necesitan otro tipo de ayudas para favorecer su crecimiento.


 


¿Y los huesos?
A pesar de lo que la gente cree, el hueso es un tejido vivo. Permanentemente se está renovando y cambia, de acuerdo con las necesidades de cada persona. Tal es su naturaleza, que todos los días se absorben y se depositan sustancias en él para mantenerse en las condiciones estructurales necesarias para que el  niño corra, juegue, sea resistente y pueda crecer, dice Guillermo Sánchez R., ortopedista y traumatólogo, con subespecialidad en ortopedia pediátrica.


Para que esté en buenas condiciones, necesita nutrirse. En este caso, es fundamental el consumo de lácteos. Durante los seis primeros meses de edad, el bebé solo debe consumir leche materna. Después del año, debe ingerir 3 o 4 porciones de lácteos variados al día.


Otra de las recomendaciones del especialista es evitar exponer al pequeño a traumas repetidos innecesarios; estos pueden producir lesiones en los cartílagos de crecimiento y deformidades angulares. Por ejemplo, “aquel niño que brinca todo el día desde una altura significativa o hace deporte mal dirigido puede tener problemas”.


Por otra parte, aunque la actividad física no influye en el crecimiento de los huesos, sí en su fortaleza. Así que los adultos deben estimular la actividad al aire libre y las dinámicas familiares. Incluso, todos los seres humanos necesitan estar expuestos al sol para activar la vitamina D, que facilita la absorción del calcio al hueso.


Finalmente, es importante recordar que los niños deben estar en constante control con el pediatra para evaluar que sus curvas de crecimiento y el desarrollo estén dentro de los parámetros normales.


 


La vigilancia
Es importante que los pequeños tengan un control médico con el especialista cada 6 meses. Las niñas deben ser valoradas a partir de los 4 años de edad; los niños, desde los 6.


Según la endocrinóloga Martha Rocío López,  “un niño dobla su talla al año. A los 2, crece la mitad y, después, empieza a crecer 6 cm por año; es decir, casi medio centímetro por mes. A los 4, debe medir 1 metro, aproximadamente y a los 6 años, 1,12m”.


La maduración y el crecimiento de los huesos se evidencian, a través de un carpograma; es decir, una radiografía de la mano, donde se registran los discos de crecimiento y la edad ósea del paciente.


Es fundamental hacer esta valoración cada año porque, en ocasiones, la edad cronológica no corresponde a la ósea. “Hay algunos factores metabólicos, hormonales o hereditarios que influyen en que los niños sean maduradores lentos o precoces. En esos casos, el pediatra o el endocrinólogo se encarga de evaluar las causas de la situación”, explica Guillermo Sánchez Rodríguez, ortopedista y traumatólogo, con subespecialidad en ortopedia pediátrica.


 


Casos extremos
Los niños también son valorados a través de exámenes de sangre, donde se evidencia la producción y acción de hormona de crecimiento (T4). Si los niveles son óptimos, se trabaja con rutinas de alimentación, actividad física, sueño y formulando suplementos de vitaminas y minerales”, señala la endocrinóloga Martha Rocío López.


Pero cuando la talla es demasiado baja y queda poco tiempo de crecimiento, se hace un tratamiento con la hormona de crecimiento. “Son casos extremos y se aplican únicamente en niños pequeños con un percentil demasiado bajo”, añade.


 


 

Comentarios (1)

1
liseth ramirez
Hace 50 semanas
y cuando son bebes prematuros?

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad