Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Los suplementos solo se les deben dar a los niños cuando el médico los considere necesarios

Los suplementos solo se les deben dar a los niños cuando el médico los considere necesarios
Por: Aiskel Piña Urdaneta
Jueves, 28 Julio 2011 - 10:40am

Si se abusa de ellos, pueden causar sobrepeso en los pequeños.

0

Comentarios

Comparte este artículo

La alimentación de los niños suele ser motivo de preocupación para las mamás. Los padres deben actuar cuando sus hijos muestran falta de apetito o de interés por la comida nutritiva, pero no saturar al niño con productos sustitutivos o complementarios.

Luz Estela Hidalgo, especialista en nutrición clínica infantil, considera que la alimentación de un niño se convierte en un problema por culpa de los padres. A veces tratan de suministrarle exceso de alimentos aun cuando el pequeño tiene un peso y una talla adecuados.

Entre los dos y cuatro años de edad el niño necesita de 80 a 90 calorías por kilos. De estas, el 15 por ciento se obtiene por proteínas, el 35 por ciento a través de grasas y el resto por carbohidratos. Si estos valores se cumplen, no hay necesidad de proveer suplementos o complementos.

Para que el consumo de alimentos con los nutrientes adecuados sea exitoso, la nutricionista aconseja suspender definitivamente el biberón y suministrar de dos a tres lácteos al día, de dos a tres porciones de proteínas (carne, pollo, pescado o huevo) y cinco porciones de vitaminas y minerales (tres de frutas o dos de verduras).

El fraccionamiento de la dieta también es importante para crear buenos hábitos alimenticios: es necesario que los niños coman tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y dos meriendas muy pequeñas. También recomienda no suministrar más de un líquido por comida.

Cuando un pequeño no se alimenta de la manera indicada lo aconsejable es visitar al especialista quien, a través de una valoración nutricional, determinará qué tipo de suplemento o complemento debe consumir. La especialista es muy enfática al prohibir el suministro de estos productos sin previa autorización médica.

“Es muy importante que los padres sepan que los complementos son suministrados cuando los macro y micronutrientes no son consumidos en su totalidad. Los suplementos se proveen cuando los alimentos no aportan los nutrientes necesarios”.

Explica que existe en el mercado gran variedad de productos. Estos aportan entre 1 y 1.5 calorías por centímetro: hay complementos y suplementos completos que contienen proteínas, calorías, carbohidratos, vitaminas y minerales. Todos se consumen de acuerdo con la necesidad.

El principal problema al momento de suministrar suplementos y/o complementos de manera innecesaria es la aparición de sobrepeso y obesidad, que ha aumentado en la población infantil colombiana en los últimos años.

 “Hay un concepto errado sobre la creencia de que las vitaminas y minerales abren el apetito. No hay una evidencia de esto. También es un grave error suministrarles complementos ricos en calorías, pues pueden ser obesos”, afirma la nutricionista.

Según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia 2010 (ENSIN 2010), los alimentos de mayor consumo en la nutrición complementaria de niños menores de tres años son cereales, líquidos no lácteos y fuentes de proteínas como carne, pollo, pescado o huevo. No es común el consumo de frutas o verduras en la dieta complementaria.

Organice los alimentos                          
Adriana Salamanca, especialista en nutrición de la Universidad Nacional de Colombia, explica que un niño entre los dos y los cuatro años de edad come la totalidad de los alimentos que consume la familia y demuestra preferencias y gustos por determinados hábitos alimenticios. “Este es el momento indicado para fomentar una alimentación sana y equilibrada, si es posible a través de ejemplos”.

Necesidades diarias en esta etapa:
• Calorías: 1.300 kcal
• Proteínas: 30 g
• Hidrato de carbono: 130 g
• Grasa: 45 g

Salamanca considera que el calcio, hierro, zinc, vitamina C, Vitamina A, ácido fólico y vitamina B6 son los nutrientes más deficientes en la dieta de un niño. Es necesario suministrarlos a través de alguna de estas opciones:
• Calcio: indispensable en la etapa de crecimiento para la formación y sostenimiento de los dientes. 200 ml de leche representan 250 mg de calcio. Se recomienda el suministro de 500 mg diarios.
• Hierro: forma parte de la hemoglobina, mioglobinas y diversas enzimas de la cadena respiratoria. Sus necesidades de consumo aumentan durante los dos primeros años de vida. El hierro puede ser suministrado por la carne, el pescado y la yema de huevo, que aportan un 20 por ciento; por leche, verduras y frutas que aportan un 5 por ciento del mineral.
• Zinc: elemento necesario para el crecimiento y para mantener la integridad de la piel. Sus principales fuentes son carnes, pescado, huevos, cereales y legumbres.
• Vitamina B6: es útil para producir anticuerpos, mantener normal la función neurológica y producir hemoglobina. Se encuentra en el aguacate, el banano, frijoles secos, carne de res y de aves, nueces y granos enteros. Se recomienda evitar los paquetes.

 

 

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad