Tos: por sus sonidos las identificareis

Existen varios tipos de tos al igual que su origen. Te enseñamos a reconocer cada uno.

Gripe

-

Foto:

123rf

Por: Astrid Lopez Arias
julio 05 de 2018 , 03:00 p.m.

El clima en los últimos años, especialmente en ciudades como Bogotá (Colombia), ha sido cambiante, y aunque se reconocen temporadas de invierno y frío, estos pueden aparecer de un momento a otro y en cualquier época del año.

Con dichos cambios climáticos es muy factible que los resfriados estén a la orden del día, con lo que es común ver a los niños tosiendo y con malestares respiratorios en la casa o el colegio. Pero, ¿sabes cómo identificar el porqué de esa tos?

Según el diccionario, la tos es la expulsión brusca, violenta y ruidosa del aire contenido en los pulmones producida por la irritación de las vías respiratorias o, también es un mecanismo para mantener el aire de los pulmones limpio de sustancias extrañas.

Sin embargo, es importante no confiarnos de que esa tos es solo el producto de una simple gripe o resfriado, ya que la tos puede ser un síntoma de algo más grave. Por ello es importante que reconozcas qué tipo de tos es la que está presentando tú niño.

La tos infantil es un síntoma, no un problema en sí misma. Por lo general se trata de un mecanismo de defensa del organismo.

1. Tos con flema

Si tu hijo presenta una tos con flema, secreción nasal, dolor de garganta, ojos llorosos y poco apetito, lo más probable es que se trate de un resfriado. Lo normal de un resfriado es que dure una semana y la tos puede persistir de 3 a 4 semanas más. Si la tos no cede y, por el contrario empeora, puede ser un síntoma de neumonía. Pero si la tos se acompaña de fiebre y moco verde y espeso, puede tratarse de una infección sinusal, es decir, en la que se compromete el tejido que recubre los senos paranasales se inflama o hinchan.

2. Tos silbante

Si tu niño ya lleva varios días o semanas con un resfriado, y ahora presenta una tos con un sonido áspero y silbante, y parece que respira con rapidez, puede ser que la bronquiolitis sea la causante. La bronquiolitis es una de las causas de la tos en bebés menores de 12 meses y se debe a infecciones virales.

La enfermedad comienza con los síntomas de un resfriado común pero, con el paso de los días, los niños comienzan a batallar para respirar y su respiración suele ser rápida y ruidosa. Suelen presentar, también, problemas para comer, fatiga y cansancio. Si notas alguno de estos síntomas en tu pequeño ve de urgencias al médico.

3. Tos de ‘perro o de ladrido’

Cuando el niño presenta una tos que suena similar al ladrido de un perro esta es crup, una enfermedad viral, que normalmente causa una tos severa, por lo general, en niños menores de 5 años. A diferencia de la bronquiolitis y el asma el crup afecta a la vía aérea respiratoria superior, mientras que las otras, afectan a la vía aérea inferior.

El crup comienza con los síntomas similares a los de un resfriado, después provoca la inflamación en la laringe (caja de voz) y la tráquea. Esta inflamación puede causar un ruido en el pecho del niño al que se le llama “estridor“. Este ruido suele ser peor por la noche y en el segundo y tercer día del malestar.

Para agilizar su mejoría se debe mantener al pequeño bien hidratado ingiriendo suficiente líquido. En algunos casos puede necesitarse de la prescripción de algunos medicamentos, por lo que es importante que si el problema no mejora en los primeros tres días, acudas al médico, especialmente si tu hijo está teniendo problemas para respirar o si presenta estridor que va en aumento y empeorando.

4. Tos nocturna

Si tu pequeño presenta tos y notas que se da más cuando realiza alguna actividad o por las noches empeora, puede tratarse de asma. El asma es una enfermedad que causa que las vías respiratorias se inflamen y estrechen y, además, producen un exceso de moco.

Aunque se dice que durante el asma se presenta tos con silbido, algunas veces la tos por la noche puede ser el único síntoma. Es importante que si sospechas que su hijo pueda tener asma, o si se presenta dificultad para respirar, es imperativo que acudas al neumólogo cuanto antes.

Niño enfermo

-

Foto:

123rf

5. Tos convulsiva

Debes poner mucha atención con la tosferina en niños que es una infección en el tracto respiratorio muy contagiosa por demás. Normalmente es una tos seca y severa seguida de un sonido como un “grito”. Sus síntomas son muy similares a los de un resfriado común, pero después de una semana o dos, éstos empeoran causando tos incontrolable.

A medida que la enfermedad progresa pueden aparecer otros síntomas provocados por la tos, como vómito, fatiga y rostro o uñas azules debido a la falta de oxígeno. De notar algo así, lleve a su hijo de inmediato al médico para descartar que sea la presencia de la tosferina, lo que aqueja a su niño.

6. Tos fuerte

Si tu hijo ha tenido un resfriado por una semana, y después sus síntomas empeoran, tiene tos con flema y húmeda, y además está respirando más rápido que lo normal, puede tratarse de neumonía. Esta enfermedad puede causar tos en niños de todas las edades y es una infección de pulmón debido a contagio viral o bacterial.

Durante la neumonía los pulmones y las vías respiratorias se llenan de líquido, causando una respiración dolorosa que limita la absorción de oxígeno, dificultando la respiración. Pueden presentar además de la tos y la dificultad para respirar, síntomas como fiebre, escalofríos, vómitos, náusea o diarrea, cansancio o irritabilidad, dolor abdominal o pérdida de apetito.