¿Cómo hacer que el cuarto de su hijo sea ecológico?

Foto:

 -

Por: Karen Johana Sánchez
abril 29 de 2013 , 02:54 p.m.

Algunos padres deciden decorar la habitación de sus hijos con animales tiernos o salvajes, grandes junglas y amplios cielos. Otros, no solo incluyen el tema ambiental en los colores y las formas, sino que deciden seleccionar materiales amigables con el ecosistema, un tema cada vez más fuerte dentro de la industria mobiliaria.

Luisa Cavanzo, diseñadora industrial y de interiores de Çilek Colombia, dice que los muebles ecológicos sirven para proteger el planeta, evitar la tala indiscriminada de árboles, eliminar el uso de gases y pinturas que dañan la capa de ozono, y fomentar el uso de materiales biodegradables.

Por eso es que en los últimos años, añade, ha cogido tanta fuerza el tema; además, hace posible adquirir conciencia ambientalista, que da como resultado un desarrollo tecnológico ambiental completamente sostenible.

En este sentido, “el hecho de usar materiales y técnicas que respeten las políticas ambientales nos da también la ventaja de ofrecerles salud y seguridad a los niños –afirma Cavanzo–. El mayor beneficio es tener la garantía de que los muebles y accesorios que se ponen en la habitación de los niños están cuidando su seguridad y, además, contribuyen al desarrollo tecnológico ambiental sostenible”.

Para Tania Bermúdez, directora de Eureka, almacén de diseño especializado en productos para niños, las empresas amigables con el planeta también son exigentes con la calidad de sus productos; entonces, usualmente son duraderos y resistentes.

Incluso, según ella, cuando el tema ambiental hace parte del mundo inicial que rodea a los pequeños, si se les brinda un entorno verde, armonioso y consecuente con el estilo de vida de la familia, se formarán con una conciencia verde que será parte de una sociedad que valora y respeta la naturaleza.

Elementos y fabricación

El mobiliario –dice Luisa, diseñadora de Çilek Colombia–, está hecho con virutas de maderas procedentes de bosques controlados. Estas se prensan y convierten en un cuerpo macizo que, con un recubrimiento patentado de la marca, da una resistencia al mueble pensado para los niños.

Otros materiales que se usan para producir este tipo de muebles y accesorios son madera, cartón y telas renovables que, además, tienen muy pocos procesos adicionales y pueden ser reutilizados y reciclados muy fácilmente.

En cuanto a la fabricación, según Çilek Colombia, se eliminan aquellos productos que puedan ser nocivos para bebés y niños. “Nuestros muebles proceden de fabricantes industriales europeos que respetan las normas de seguridad y tienen materiales que, aparte de no tener tóxicos, son antibacterianos y anticancerígenos”, explica Luisa. 

Puntos verdes

Luisa Cavanzo, diseñadora industrial y de interiores de Çilek Colombia, da algunos consejos ecológicos para decorar y adecuar la habitación de sus hijos:

• Para las paredes usar pintura ecológica, a base de agua.

• Buscar revestimientos de suelos naturales, sostenibles u orgánicos. El bambú es una buena opción, maravillosa y económica.

• Si quieres alfombra, puede buscar modulares, hechas con materiales hipoalergénicos.

• Asegurarse de instalar las luces y bombillas de bajo consumo para ahorrar energía.

• Preferir lencería de algodón y materiales naturales, más fáciles de lavar y son ecológicos. Del mismo modo, no sobrecargar el espacio con juguetes innecesarios.