¿Cuánta ayuda les debo dar a mis hijos con las tareas?

Descubre cuál es el tiempo que debes destinar para ayudar a tu pequeño con sus labores escolares.

¿Cuánta ayuda les debo dar a mis hijos con las tareas?
Foto:

 -

Por: Annie de Acevedo
septiembre 19 de 2017 , 11:11 a.m.

Las tareas son una oportunidad para practicar lo aprendido en el colegio, porque para que el aprendizaje sea efectivo se necesita repetición. En lo posible, debes permitir que tu hijo haga las tareas solo, pero con supervisión. Al niño pequeño que inicia escolaridad hay que desarrollarle este hábito, buscando un espacio atractivo y cómodo, al igual que una hora fija para hacer las tareas. Nunca se deben convertir en batallas campales.

Si tu hijo se rehúsa hacer las tareas es porque tal vez se siente inseguro con el material y por eso puede necesitar más apoyo de los padres. Bríndale ese apoyo, pero si eso no da resultado, debes tratar de averiguar dónde se origina el déficit de aprendizaje de tu hijo.

Investiga, pues a veces tiene que ver con la metodología que utiliza el colegio, o con algunas que hayan quedado de años anteriores. Si es necesario consigue un tutor, de manera que sea una tercera persona la que trabaje con tu hijo las tareas y este tema no se convierta en motivos de conflictos innecesarios que pongan en jaque la relación con tu pequeño.

Por otro lado, un niño se puede volver dependiente de sus padres a la hora de hacer las tareas, lo cual tampoco es recomendable. Debes tener en cuenta que tu papel debe limitarse a hacer presencia, desarrollar el hábito y apoyar en las ocasiones en que el niño verdaderamente necesita tu colaboración.

Muchos padres, especialmente las madres, llaman afanosamente a sus hijos durante el día para recordarles las tareas. Esta no es buena costumbre, pues el niño puede sentir que solo es valorado en la medida que haga bien sus tareas. Si se da el caso de que el niño no puede hacerlo bien y además la mamá lo presiona, se puede convertir en una fuente de peleas constantes.

Mi recomendación con las tareas es, como en todo, tratar de mantener un equilibrio sano. Para información de todos aquellos padres preocupados por las tareas, los buenos estudiantes rara vez tienen padres que se preocupan de manera excesiva por éstas. La meta es lograr que tu hijo desarrolle un compromiso propio con el aprendizaje, sin necesidad de imponérselo. Recuerda que los seres humanos venimos genéticamente programados para aprender.

¿Por qué no está motivado?

La desmotivación escolar es una de las consultas más frecuentes de los padres, aparentemente sus hijos son perezosos y no quieren aprender. Pero lo primero que deben pensar esos papás es que no es normal que un niño no quiera aprender, porque el aprendizaje para los niños es un verdadero placer. De manera que si el niño está desmotivado probablemente es porque hay algo que no anda bien, tal vez siente que no puede aprender y su manera de defenderse es aparentar que no quiere hacerlo.

Por lo general, los niños que se vuelven perezosos en el colegio tienen una dificultad de aprendizaje. Para establecer esto con certeza se hace una evaluación psicoeducativa que determina las áreas débiles del niño y permite ver dónde está el problema.

Las dificultades de aprendizaje se definen en términos de capacidades intelectuales. Los niños son inteligentes, pero tienen un déficit en algún área específica del aprendizaje. Por ejemplo, hay niños a los que le cuesta más trabajo de lo normal poner atención: ese es el famoso déficit de atención. A otros les cuesta trabajo leer, o leen más o menos bien, pero muy lentamente, lo cual afecta toda su ejecución en el colegio.

Otros niños tienen dificultades para escribir, o tienen dificultades espaciales, es decir que no se organizan bien en el espacio y sienten que se pierden.

Retoma el hábito de hacer tareas con tus hijos

¿Cómo ayudar a tu hijo con sus tareas si trabajas?

Las aplicaciones para ayudar a tu hijo con sus tareas