Crean chip que acerca a los niños a la tecnología

Universitarios de la UIS crearon dispositivo que ayuda a los niños a despertar su ingenio.

Crean chip que acerca a los niños a la tecnología
Foto:

 -

Por: Melissa Álvarez Correa
septiembre 30 de 2016 , 06:34 p.m.

¿Te has preguntado cómo debes prepararte y preparar a tus hijos para el futuro? Uno de los aspectos que más han preocupado a la humanidad es el remplazo de los humanos por máquinas, hasta el punto que ya nuestra labor no sea necesaria, sin embargo, el objetivo de las personas debe ser adelantarse a ese momento y, a través de la tecnología, hacer algo significativo.

Por ello, un grupo de investigación de la Universidad Industrial de Santander (UIS) llamado Onchip, creó un circuito integrado - microcontrolador, con el cual es posible crear juguetes interactivos y educativos para acercar a los niños a la tecnología.  Seguramente, te preguntarás ¿cómo es esto posible?

Pues bien, lo primero es entender que un microcontroladores el cerebro de un sistema electrónico; todos los aparatos electrónicos que usamos tienen uno: la lavadora, el celular, la tableta, en fin. Entonces, lo siguiente es pensar que si la tecnología está automatizando los procesos que antes hacían los humanos, la tarea de las nuevas generaciones es pensar qué artefactos se podrían crear para avanzar en ese proceso; de ahí la importancia que los pequeños aprendan sobre el cómo funcionan esos aparatos.

“Si empezamos a motivar a los niños a temprana edad, para que se pregunten qué puede ser automatizado y cómo funcionan las máquinas y los respectivos microcomputadores, haremos que ellos se impulsen a crea tecnología en el futuro”, explica Elkim Roa, director del grupo de investigación.

El circuito integrado que diseñaron estos investigadores permite crear juguetes interactivos y educativos para que los niños se interesen por usar la tecnología en la construcción de dispositivos inteligentes y computadores, en especial, la microeléctrica y la programación. El equipo lo logró a través de un set de rompecabezas con funciones electrónicas que utiliza el microcontrolador.

Aprende más: ¿Tecnología o parque?

En este caso se utilizó un rompecabezas creado por ellos que probaron con niños de dos años de edad. Las pruebas para medir su funcionalidad se hicieron inicialmente con los pequeños que habían usado rompecabezas de cartón, por lo que ya conocían cómo se utilizaban las fichas y la idea era que una encajara con la otra.

Por tanto, una se vez se les mostró el set de piezas de Onchip, inmediatamente intentaron casar las fichas como se muestra en la imagen (ver imagen lado izquierdo), en la que se encuentran dos niñas: una de 2 años y otra de cinco años de edad.

rtyhfgh

crean chip para acercar niños a la tecnología

Foto:

“Los sets de rompecabezas pueden tener 4, 6 y 9 piezas dependiendo de la edad. Con un set de cuatro piezas, se pueden armar 7 formas diferentes. Cada una indica un modo de programación, de esa forma una niña de 2-5 años distinguirá que cada ficha juega un rol y las utilizará para programar tareas dependiendo de la ubicación”, detalla el investigador.

Sin embargo, entre todo el alcance que puede tener este proyecto, no solo para que los padres se concienticen de su importancia, sino en las instituciones educativas para que se preocupen porque los niños aprendan lenguaje de programación y lo implementen en sus planes educativos, la duda que subyace es por qué se debe aprender sobre este tema. Al respecto, el experto Roa explica que:

“Pensemos en el mundo que vivimos actualmente. Todo lo que nos rodea, tiene que ver con electrónica y software (nuestros teléfonos celulares, las apps que tienen, etc.), y aun así, muy pocas personas saben el lenguaje con el que se comunican todas estas herramientas y aparatos. Aprender a programar es aprender de lógica, como decía Steve Jobs: “aprender a programar te enseña a pensar”.

Y es que, teniendo en cuenta el mundo, los descubrimientos y todos los retos en la educación del siglo XXI, podría ser preparar a nuestros pequeños para hacer grandes cosas en la era digital y tecnológica. Por eso, desde el punto de vista de este grupo de investigación, su hallazgo constituye en un precedente para Colombia, además de una oportunidad para utilizarlo en las aulas, motivo por el que próximamente donarán mil sets de este tipo en todo el país.

Otro uso importante: Tecnología al servicio de la familia

“Si nosotros enfrentamos a nuestros niños desde muy temprana edad al mundo de la programación, imagínate lo que ellos podrían hacer en el futuro, las nuevas aplicaciones que podrían desarrollar. Esa es la nueva educación que necesitamos implementar en nuestros colegios”, subraya Elkim Roa, director del grupo Onchip.

Funcionamiento

Además, es importante resaltar que el juguete no se centra en una edad en específico, pues puede ser usado con grados de complejidad. “Imagina que es como el rompecabezas que le compras a tu hijo en cualquier almacén, solo que este cuenta con luces led (bombillitos) que se instalan en cada una de las piezas le indican al pequeño si está armado de la forma correcta o no, además de que usan colores diferentes, algo que también los estimula a identificar las piezas y su funcionalidad.

Lo anterior le enseñará al pequeño la lógica de estos juegos y lo estimula con los diversos colores que se utilizan.

Por tanto, el prototipo que Onchip creó es básico, hasta el punto que bebés desde el año de edad puedan usarlo, según lo determina Elkim Roa. Esto es posible porque en esa edad juegan con ese tipo de elementos de dos a tres piezas y, “normalmente lo que se hace con un rompecabezas es mostrarle al bebé cómo está armado y enseñarle cómo lograr que vuelva a aparecer esa imagen inicial, lo cual se logra al unir las piezas”.

La visión de este grupo de universitarios de la UIS es que a medida que crezca el grado de dificultad, los niños ya no solo encajen las piezas, sino también fabriquen aparatos más complejos en los que con un set de fichas, tipo como las de “los armatodolos pequeños pueda construir edificios, casas  o carros, pero en los que además puedan añadir algo de programación y componentes electrónicos o mecánicos, logrando que estos cobren vida. Como por ejemplo, haciendo que el juego de luces funcione o que las puertas se abran”.

“las posibilidades serían infinitas, y solo limitadas por la imaginación del niño. Esto también es aprender a programar, es aprender de lógica y de la forma cómo el mundo a nuestro alrededor funciona”, sostiene Roa.

Muy interesante: Aprovecha la tecnología para aprender de ciencia

¿Por qué a los padres debe interesarles el tema?

Palabras más, palabras menos, porque deben interesarse en el futuro de su hijo. Pero en específico, según Elkim Roa, “aquí en Colombia los padres se preocupan mucho por el futuro económico y laboral de ellos. Yo empezaría por ahí. Así como dije antes, la programación es el lenguaje de nuestro mundo hoy en día y lo será en el futuro, y si queremos que nuestros niños sean competitivos en el mundo del mañana, aprender a programar debería ser prioridad en sus agendas”.