¿En qué etapa tu hijo necesita los mejores profesores?

Buenos maestros, con guías y estímulos correctos son cruciales en los primeros años de vida de tu pequeño.

¿En qué etapa tu hijo necesita los mejores profesores?
Foto:

 -

Por: El Tiempo
julio 13 de 2017 , 04:02 p.m.

La ciencia ya lo demostró, la mitad de las conexiones en el cerebro –y a una velocidad que jamás volverá a repetirse– se realizan durante los primeros años de vida. Ese cableado garantiza el desarrollo de la persona al preparar el terreno donde se cultivará todo tipo de aprendizaje.

La neurociencia lo llama plasticidad cerebral, un concepto que ha mostrado la imperiosa necesidad de dar a los niños de 0 a 5 años estímulos, educación y cuidados para que puedan sacar todo su potencial el resto de su vida; es to es algo rentable para ellos y para las naciones, como lo han señalado James Heckman, premio Nobel de Economía, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), e innumerables investigaciones.

Los maestros en esta etapa son los que deben tener la mayor disposición afectiva para poder relacionarse con los niños. Su pedagogía debe ser de escucha y sensibilidad para poder comunicarse. Por eso, necesitamos que haya una reflexión en la pedagogía de la educación inicial”, explica Alexandra Mancera, de la Escuela de Pedagogía de la Fundación Universitaria Cafam (Unicafam).

El ambiente es importante: 'ABC del bebé' presenta una guía básica sobre qué debe tener un jardín seguro

Precisamente, esta institución, junto con la Secretaría de Educación Distrital y el Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico (Idep), realizó una investigación sobre las capacidades que requieren desarrollar los maestros de primera infancia para atender los retos que les imponen sus estudiantes.

Para ello, los investigadores visitaron colegios, enviaron formularios y hablaron con profesores y directivas. Así fue como encontraron que la práctica pedagógica debe dar un giro, pues el tema claramente exige superar la vieja idea de que esta etapa es para enseñar el alfabeto, los números, las vocales y un poco más.

Ten cuidado: No dejes la educación de tus hijos en manos del televisor

“Un docente para la primera infancia debe comenzar por tener en cuenta que cada niño y niña es diferente, lo que le implica adaptar sus aproximaciones pedagógicas a estas particularidades”, subraya Adriana Espinosa, secretaria ejecutiva de la Alianza por la Niñez Colombiana.

Una etapa para no desperdiciar

Janellen Huttenlocher, psiquiatra de la Universidad de Chicago, demostró que las conexiones sinápticas (conexiones neuronales) entre las diferentes áreas del cerebro se desarrollan intensamente en los primeros seis años de vida y su densidad aumenta proporcionalmente con los estímulos externos (visuales, auditivos, táctiles, olfativos o gustativos), siempre y cuando estos sean ordenados, regulares y bien estructurados.

Para el neurólogo Gustavo Castro, se trata de un periodo absolutamente crítico en la formación del cerebro, pues se establecen conexiones que permiten habilidades para todo, las cuales luego son más difíciles de desarrollar o de cambiar.

Para finalizar, la conclusión y en lo que coinciden todos los expertos, es entender que esta etapa de los primeros años de vida, en los que contacto y el aprendizaje de padres y maestros es primordial, o se aprovecha con los estímulos adecuados, o se pierde para siempre.

Lee también: Los genes influyen más en las notas que padres o profesores, según un estudio