Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

¿Separar niños y niñas durante el preescolar potencializa más su desarrollo?

niños y niñas en el jardín
Por: Andrea Forero Aguirre
Martes, 13 Noviembre 2012 - 4:56pm

Educación diferenciada es el movimiento mundial que avala este concepto.

1

Comentario

Comparte este artículo

¿Buscaría usted un jardín infantil en el que los niños y las niñas reciban clases en aulas diferentes o realicen actividades distintas según el sexo?
Muchos estudios sostienen que niños y niñas aprenden distinto, y estos conceptos son la premisa del movimiento mundial de “educación diferenciada”, en el ellos reciben clase en aulas distintas.
Y aunque el movimiento se ha dado en la educación primaria y secundaria, María de los Ángeles Mazzanti, presidenta en Colombia de la Asociación Latinoamericana de Centros de Educación Diferenciada (Alced), dice que entre los 3 y los 4 años de edad quedan en evidencia las diferencias corporales y psíquicas, las cuales ameritan que la forma de enseñar sea distinta.
Mazzanti asegura que las niñas tienen una mayor habilidad en el lenguaje lingüístico, por lo que es común que hablen más temprano y sean más fluidas en clase, mientras que los niños se rezagan en dicho aspecto.
“Los estudios de neurociencia muestran que el cerebro femenino tiene más interconexiones neuronales; por eso, la facilidad de comunicación, mientras que ellos presentan más facilidad en las relaciones espaciales y en los números. No significa que ambos no puedan tener buenas notas en todas las materias, pero es una facilidad por género”, explica la presidenta de Alced.
Según la educadora, es común que las niñas miren más la cara de los profesores estableciendo contacto visual, y los niños se destacan por preferir actividades que impliquen movimiento. “Los niños en preescolar necesitan más deporte, porque son muy activos, mientras que las niñas juegan una hora y se calman”, cuenta.
Mazzanti dice que en Colombia el modelo de educación diferenciada se abre camino, y que ciudades como Cartagena, con los jardines Pepe Grillo y Alborada, y Medellín, con Carrizales, ya cuentan con interesantes experiencias en preescolar. Dichos centros educativos son mixtos, pero realizan actividades diferenciadas por sexo dentro de la misma aula.
“Se trata, por ejemplo, de enseñarles a los niños cantidades de una manera y a las niñas de otra. La profesora tiene que estudiar y formarse para que en un mismo salón de clase les pueda llegar con las actividades que son a cada grupo. Es un gran reto enganchar al estudiante”, dice.

Necesidades por sexo
Joseba Barturen, máster en neuropsicología y educación y profesor de la Universidad Complutense de Madrid (España), asegura que separar a los niños y las niñas durante algunos momentos de su educación para atender las necesidades de cada sexo de una manera exhaustiva consigue resultados más acordes con su potencial de desarrollo.
Barturen aclara que la educación diferenciada no solo se puede conseguir en colegios femeninos y masculinos, también se puede lograr en los mixtos que separan a los alumnos por sexo en las aulas, permitiendo la integración de todos en el patio de juegos o en el comedor; otros centros eligen separar solo en algunas asignaturas.
Además, el docente coincide en la pertinencia de que la educación diferenciada arranque desde el preescolar. “Quizá la educación diferenciada en el jardín de infancia no esté tan desarrollada o sea menos conocida que en otros niveles educativos, pero hay centros en los que se está aplicando”.
Barturen cree que una eventual dificultad para implantar el modelo de educación diferenciada en edades tempranas es la preparación de los docentes para trabajar en este nivel.
“Un profesional del jardín de infancia debe conocer la diferencia en la audición entre los niños y las niñas. Los recién nacidos de ambos sexos perciben el sonido de manera diferente, especialmente las frecuencias altas. Las chicas oyen mejor que los chicos en el rango de 1.000-4.000 Hz y, por su parte, en los varones la comprensión del lenguaje es óptima en el rango de 500-1.500 Hz”, explica.
En consecuencia, el docente dice que una profesora en un aula mixta tendrá mucho éxito con las niñas, debido a su tono natural al hablar, mientras que los niños tenderán a dormirse. En cambio, asegura, cuando es un profesor quien dirige la clase en un aula mixta, las niñas se pueden sentir “agredidas”, mientras que los niños se encuentran más alerta y atentos.
“Se han realizado experimentos con recién nacidos en relación con su capacidad de sentir empatía con otros bebés. A través del llanto, se ha observado que las niñas, cuando hay algún bebé llorando cerca, automáticamente comienzan a llorar, mientras que los niños no lo hacen. En lo que concierne a la resolución de conflictos, si una niña le quita un juguete a otra, la reacción es intentar recuperarlo cambiándoselo por otro, es decir, intentar dialogar. Los niños recurren al empujón. En el aula es indispensable conocer todas las diferencias para apoyarnos en ellas y orientar su educación”, puntualiza Barturen.
El pedagogo español aclara que el modelo de educación diferenciada no es único ni se debe imponer. Los padres, como primeros educadores, son quienes deben elegir.

Algunos resultados
Joseba Barturen, profesor de la Universidad Complutense de Madrid (España), dice que el modelo de educación diferenciada es superior al sistema mixto. Cuenta que en España el fracaso escolar en niños en la enseñanza mixta es cercano al 40 por ciento y se ve reducido al 6 por ciento en la educación diferenciada.
El docente reconoce que la socialización es el argumento usado por los opositores del modelo, pero responde que son innumerables los espacios en los que niños y niñas pueden hacer actividades juntos fuera de la escuela.
María de los Ángeles Mazzanti, presidenta de Alced, asegura que gracias a la educación diferenciada los índices de indisciplina, ‘matoneo’ y embarazo adolescente disminuyen.

De dónde surge
En Estados Unidos los padres de familia pidieron clases separadas para sus hijos. El país lo hizo, los profesores se especializaron y empezaron las investigaciones hace 8 o 10 años. En España, en medio de un debate por el respaldo del gobierno a la educación mixta, los padres emprendieron una lucha por la libertad de elegir la educación que se quiere para los hijos. En Latinoamérica, el precursor de la educación diferenciada fue México, en 2009; le siguieron Argentina y Colombia.

El ejemplo de un jardín infantil
Una experiencia de educación diferenciada existe en Cartagena (Bolívar), en el Centro Educativo Infantil Pepe Grillo y Alborada, donde sus directivas parten de la base de que mientras la mayoría de las niñas necesitan ser escuchadas, sentirse queridas y ser comprendidas, establecer vínculos personales y tener un entorno emocionalmente positivo, libre de conflictos, los niños requieren en su proceso de aprendizaje estructuras, orden, rutinas, disciplina, sana confrontación, premios y castigos, expectativas altas y explícitas, movimiento, ayuda para manejar sus emociones y mentores.
Para Isabel Castillo de Bajaire, directora del centro educativo, las clases talla única son un fracaso porque los niños tienen intereses distintos a las niñas. Desde el preescolar, donde reciben bebés desde los 3 meses de edad, trabaja con educación diferenciada.
En actividades como la lectura de un cuento, las maestras de esta institución ofrecen colores, títeres y bloques de construcción para que los niños y niñas describan lo que escuchan. Dicen que casi siempre las niñas escogen pintar y los niños, los bloques de construcción. Cuando hay excepciones, el niño pinta con rapidez para salir rápido de eso y empezar una nueva acción.
“Los niños necesitan movimiento, acción; las niñas son más pasivas, pueden estar más tiempo sentadas. Si la profesora sabe eso, puede ser más efectiva con un mismo objetivo”, cuenta.
Entre otras consideraciones, creen que las pequeñas comienzan analizando los ejemplos y luego, a partir de estos, descubren la regla general, mientras que los niños lo hacen al contrario.
Según Castillo, mientras que las niñas requieren más detalles, los varones prefieren información concisa y clara, no sobreabundar en detalles. Y para evitar que se aburran, ellos deben moverse de 10 a 12 minutos y hacer actividades cortas.

 

 

 

 

Comparte este artículo

Comentarios (1)

1
Ata Arróspide
Hace 1 año
Si lo que queremos es una sociedad diferenciada hagamos educación diferenciada. Pero si queremos una sociedad más igualitaria eduquemos juntos para aprender a vivir juntos. Y las diferencias (entre sexos, habilidades, culturas, etc.) no deberían ser sino mayor motivo para educar en la convivencia

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te permitirá saber cuál es el jardín ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir el establecimiento.
Te permitirá saber cuál es la niñera ideal para tu hijo, de acuerdo con los requisitos básicos que debe cumplir una cuidadora.
Hemos diseñado una serie de manualidades imprimibles en PDF para que tu hijo empiece a adquirir habilidades motrices y, a la vez, se divierta. Cubos armables, modelos para colorear y recortar son algunas opciones.

Publicidad