Jaquecas, comunes en niños meses después de haber sufrido una lesión cerebral

No obstante, los dolores se detendrían un año después.

Foto:

 -

Por: Reuters
diciembre 12 de 2011 , 10:19 a.m.

Los niños que sufren una contusión u otra lesión traumática cerebral son más propensos a desarrollar dolores de cabeza hasta un año después, lo que afecta su desempeño en la escuela y otras actividades, indicó un estudio realizado en Estados Unidos. 

Más de medio millón de chicos estadounidenses llegan al hospital cada año con lesiones cerebrales, generalmente debido a juegos rudos en diversos deportes, caídas o accidentes de tránsito.  'Es un problema porque podrían tener complicaciones con el sueño y los dolores de cabeza pueden hacer que les sea difícil concentrarse', indicó la autora Heidi Blume, del Instituto de Investigación Infantil de Seattle, en su estudio, publicado en la revista Pediatrics.  Blume y sus colegas evaluaron a más de 400 niños que habían ingresado a salas de emergencia con una lesión cerebral. Cuatrocientos dos tenían una lesión leve y 60, moderada o grave. 

Lospadres y los niños registraron en un diario todos los dolores de cabeza de los chicos durante un año.  Luego de tres meses, 43 de cada 100 niños que habían experimentado una lesión cerebral leve se quejaban de dolores de cabeza. Entre los que habían sufrido lesiones cerebrales moderadas o severas, 37 de cada 100 se quejaba de dolores de cabeza. 

Los investigadores compararon esto con niños que habían consultado en salas de emergencia por lesiones en el resto del cuerpo, como por ejemplo en un brazo, y hallaron que sólo 26 de cada 100 informaban tener dolores de cabeza tres meses después.  Blume manifestó que los dolores de cabeza pueden tener un impacto importante sobre la vida de los chicos, ya sea por afectar sus estudios como su calidad de vida, por ejemplo forzándolos a abandonar deportes u otras actividades que pudieran disparar las jaquecas. 

Los expertos también hallaron que el riesgo de tener dolores de cabeza después de una lesión cerebral era especialmente pronunciado entre las niñas.  Las chicas habían experimentado una lesión cerebral leve eran más de dos veces más propensas a tener dolores de cabeza que aquellas que se habían accidentado un brazo, mientras que los varones presentaban tasas similares de jaquecas más allá del tipo de lesión.  El estudio no determinó por qué sucedía esto, pero se cree que una combinación de factores estarían involucrados. Entre ellas, el hecho de que las mujeres y niñas tienen una tasa superior de migrañas, probablemente por cuestiones hormonales, lo que sugiere que las hormonas también jugarían un papel importante en los dolores de cabeza tras lesiones cerebrales. 

El desafío para cualquier chico que padece dolores de cabeza después de una lesión cerebral es que hay muy pocas maneras de tratarlos, señalan los especialistas. 

"'En este momento no contamos con ningún estudio para guiar el tratamiento de los dolores de cabeza postraumáticos en los niños", dijo Karen Barlow , del Hospital de Niños de Alberta, en Calgary, Canadá, quien no participó en la investigación.  Suele aconsejarse descanso e hidratación, pero Barlow expresó que sólo existe evidencia anecdótica que lo respalde. 

Afortunadamente, parece que 12 meses después de una lesión cerebral, los dolores de cabeza empiezan a mermar y se acercan a los niveles observados en niños que se lastimaron en el resto del cuerpo, señaló el estudio.