Operan a niño con ‘feto’ en el estómago

Es un caso que se presenta una vez en cada medio millón de nacimientos

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
febrero 02 de 2012 , 09:43 a.m.

En el abdomen de Isbac Pacunda, un niño de 3 años de Chiclayo

(Perú), localizaron un feto de 25 centímetros, que pesaba 1,2 kilos, una malformación muy poco frecuente que se conoce como ‘fetus in fetu’, la cual, según las estadísticas, se presenta una vez cada medio millón de nacimientos.

Según el doctor Fabio Quijano, ginecólogo de la Unidad de Medicina Materno Fetal del Hospital Universitario Fundación Santa Fe, “es tan raro, que apenas se ha registrado un caso en  los 30 años de la Fundación Santa Fe, en Bogotá”.

El especialista explica que ‘fetus in fetu’ es la formación de un bebé dentro de otro -unas células que se meten entre otras y no se desarrollan -, en cambio de resultar siameses resulta siendo un tumor no viable que se forma dentro del cuerpo, el cual normalmente se opera. Suele desarrollarse en el vientre y, muchas veces, se detecta con ecografía intrauterina – pero la tasa de detección no es de 100 por ciento-. “crece de la misma manera que un lunar, así que se hacen más visibles con el paso del tiempo”, afirma el doctor Quijano.

Según varios especialistas, no existe ninguna razón en particular para que se presente un caso como este, ‘es cosa del azar; como la mayoría de siameses, una lotería”, aclara el especialista.

En el caso del niño peruano, un equipo de 12 médicos, encabezados por el cirujano pediatra Carlos Astocóndor Fuertes, participó en la operación que duró más de tres horas. Extrajeron del abdomen del menor un feto gemelar, de un supuesto hermano idéntico que no llegó a desarrollarse y que quedó enquistado en el tejido del estómago de Isbac.

 “Fue una intervención quirúrgica bastante delicada, ya que el tumor (feto) se encontraba adherido a varias estructuras del organismo del niño y ello representaba un riesgo, pero gracias a la destreza de los médicos, este niño se viene recuperando positivamente en la sala de UCI”, explicó a los medios Javier Serano, director del Hospital Las Mercedes, donde se realizó la operación.

Después de la cirugía, Astocóndor explicó que el cuerpo que sacaron tenía brazos, piernas y columna vertebral, pero sin órganos internos, “Gracias al encapsulamiento del feto, este no comprometió ningún órgano vital, solo tenía un lazo con un riñón, lo que propició que demoráramos más en la intervención”, afirmó el especialista peruano.

“Estos tumores pueden llegar a poner en peligro la vida del niño  dependiendo del lugar del cuerpo donde estén ubicados”, aclara el ginecoobstetra Fabio Quijano.

Por ahora, el  menor permanecerá 10 días hospitalizado, tiempo durante el cual se supervisará su recuperación y se corregirán los problemas que puedan aparecer tras la cirugía. “El postoperatorio es muy delicado y necesita medicación constante para evitar las infecciones”, indicó el jefe de relaciones públicas del centro médico, Walter Elera.

Un hecho similar registraron los medios en el 2009: Kang Mengru, una pequeña de un año de edad tenía en su vientre el feto no desarrollado de su hermana melliza y fue operada, según informó el diario inglés The Sun.