Vitaminas para fortalecer el sistema inmune en el regreso a clases

Los niños están más expuestos a enfermedades durante su vida escolar. Las vitaminas son esenciales.

Alimentación

-

Foto:

123rf

Por: ABCdelbebe.com
julio 06 de 2018 , 03:57 p.m.

La edad escolar es una de las más susceptibles para el sistema inmunológico, ya que los pequeños, todos los días, están expuestos a virus y bacterias, suciedad, contaminación, cambios climáticos, mala alimentación y estrés. Esta es una realidad preocupante para muchos padres de familia que buscan proteger a sus hijos de los factores de riesgo, así como de enfermedades y del ausentismo escolar.

La prevención y los hábitos de vida saludable son claves para que los niños estén preparados y enfrenten este tipo de situaciones. Además de mantener una buena higiene y fomentar la actividad física, los padres deben prestar especial atención a la alimentación de sus hijos y, ofrecerles alimentos funcionales que aseguren la ingesta de todas las vitaminas y nutrientes que necesitan para mantenerse sanos. En particular, la vitamina C, la D y el Zinc, que son esenciales para mantener altas las defensas.

En muchos casos no es posible incorporar todas las vitaminas necesarias para el cuerpo en la dieta diaria de los niños, y deben considerarse alternativas para proteger las tres líneas de defensa del sistema inmune.

Vitaminas

-

Foto:

123rf

De acuerdo con el doctor Carlos Fernández Newball, asesor médico de Bayer, “los niños tienen un sistema inmunológico más sensible que los adultos y están más expuestos a la contaminación, mugre, exceso de azúcar, gérmenes y alergias, entre otros, por lo que hay que tener refuerzos para prevenir enfermedades, y fortalecer su sistema inmunológico, pues resulta fundamental para tener una buena salud”.

El experto también asegura que los factores que afectan el sistema inmunológico son:

- Estilos de vida
- Mala alimentación
- Cambios climáticos
- Contacto con otras personas
- Contaminación
- Edad o etapas de vida
- El estrés
- Infecciones respiratorias
- Cigarrillo o alcohol
- Resfriados y gripas

Vitamina C, D y Zinc, los nutrientes indispensables

La vitamina C: proporciona apoyo para la piel y la mucosa, nuestra primera línea de defensa inmunológica. El cuerpo no puede producir la vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria. La vitamina C es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. También participa en:

- La formación de una proteína importante, utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos.
- La cicatrización de heridas y en la formación del tejido cicatricial.
- La reparación y mantenimiento del cartílago, los huesos y los dientes.
- Ayuda en la absorción del hierro.
- Apoya la formación normal del colágeno.
- Contribuye a la generación de la energía normal que produce el metabolismo.
- Reduce el cansancio y la fatiga.
- Apoya las funciones psicológicas normales.
- Ayuda a mantener las funciones del sistema inmunológico durante y después de las actividades físicas.
- También es un antioxidante, es decir, que bloquean parte del daño causado por los radicales libres. La acumulación de radicales libres con el tiempo es ampliamente responsable del proceso de envejecimiento.

El consumo de vitaminas es importante para tener una salud óptima, ya previene enfermedades y es un acercamiento a una vida plena.

La vitamina D, el calcio y la salud de los huesos

De acuerdo con un estudio del Consenso Colombiano de Vitamina D, los colombianos tienen una alta deficiencia de esta vitamina. Esta situación prevalece por la falta de exposición a la luz solar, la baja concentración de la vitamina D en los alimentos, el sobrepeso, el síndrome metabólico y el incumplimiento en la toma de suplementos, entre otras causas.

Cabe decir que la vitamina D apoya la inmunidad celular, la segunda línea de defensa inmunológica. Las personas normalmente obtienen vitamina D cuando se exponen a la luz del sol, lo que lleva a la producción de vitamina D en la piel y, también:

- Ayuda al crecimiento y formación de las células.
- Contribuye a mantener huesos, dientes y músculos sanos.
- Apoya la absorción del calcio y el fósforo.

La vitamina D permite que el cuerpo absorba calcio. El calcio es necesario para tener huesos fuertes y sanos. Sin suficiente vitamina D y calcio, es posible que los huesos no se formen debidamente durante la niñez y que pierdan masa ósea, se debiliten y se rompan con facilidad durante la adultez. Incluso, si consume suficiente calcio en su dieta, el cuerpo no absorbe ese calcio si no consume suficiente vitamina D.

Alimentos saludables

-

Foto:

123rf

El Zinc: elemento clave en la formación de anticuerpos

El zinc es un mineral esencial para nuestro organismo y forma parte de la tercera línea de defensa inmunológica. Es importante señalar que la carencia de zinc puede reportar significativas consecuencias en la salud de los niños, así como también en la de las personas mayores, entre las que destacan posibles retrasos en el crecimiento, deficiencias inmunológicas, hiposomia e hipogeusia, diarreas crónicas, retraso madurativo y demás.

La incorporación de zinc en la alimentación habitual de los niños asegura un desarrollo físico e intelectual adecuados. Igualmente influye en:

- Ayudar a mantener la integridad de la piel y las mucosas.
- Proteger y ayudar a las células.
- Contribuir a mantener el cuerpo sano.
- Promueve la integridad del sistema inmune.

Finalmente, el doctor Fernández indica que, además de una nutrición balanceada, el consumo de alimentos funcionales enriquecidos con vitaminas ofrece un gran soporte para la protección del sistema inmunológico y la prevención de enfermedades en los niños.