Entérate: Noticias ABC del Bebé

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 16 de 2015 , 09:37 a.m.

Llorando por mamá

La científica Johanna Petzoldt, del Instituto de Psicología y Psicoterapia Clínica de la U. Tecnológica de Dresden encontró, tras un estudio, que existe relación entre los trastornos de ansiedad maternales antes, durante y después del embarazo y los bebés que lloran mucho. La investigación tomó a 286 mujeres y sus bebés, en los primeros meses de vida, y después se evaluó al primer año cumplido. Los infantes de madres alteradas lloraban excesivamente desde 3 a más horas al día, con un llanto que se prolongaba durante tres semanas y más, lo que provocaba otras alteraciones en el estado de bienestar de los niños.

Mejor trabajar

Trabajar durante el embarazo estaría asociado a un menor riesgo de parto prematuro, según un estudio publicado en Scandinavian Journal of Work Environmental Health. La investigación siguió a más de 200 mil empleadas con sus hijos, encontró que "las empleadas tenían un menor riesgo de parto prematuro que las no empleadas. Trabajar en la mayoría de los sectores no se asoció con resultados adversos al nacimiento. Sin embargo, la labor de enfermera sí se relacionó con un menor riesgo de ser pequeño para la edad gestacional, mientras que las mujeres de la industria alimenticia eran más propensas a un parto prematuro.

Más beneficios de lactar

Menos de riesgo de contraer leucemia infantil tendrían los bebés alimentados con leche materna, al menos por seis meses, frente a los que recibieron otra leche o los que lactaron por menos tiempo, según el diario Journal of the American Medical Association (Jama) Pediatrics, que habla del trabajo de investigación realizado por expertos de la Universidad de Haifa (Israel).

Verano y paternidad

Según una investigación de expertos del centro de reproducción del Hospital Universitario de Parma, Italia, los meses de julio y agosto se constituyen en el mejor momento para intentar concebir. En estas épocas de descanso la ansiedad, los miedos y la carga emocional baja y es más fácil para los hombres procrear. El estudio indica que esto se podría dar, debido a ciertos cambios en los niveles de testosterona.