Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Problemas frecuentes en los testículos del bebé

Problemas frecuentes en los testículos del bebé
Jueves, 7 Febrero 2008 - 10:17am
8

Comentarios

Comparte este artículo

Algunos niños nacen con los testículos escondidos o con apariencia muy grande. Son dos problemas que en la mayoría de los casos se resuelven sin necesidad de cirugía un año después del nacimiento del menor. ‘Mi bebé nació sin testículos’ o ‘los tiene muy grandes’, suelen pensar los padres al observar a su varón recién nacido.

Sin embargo, las dos opciones son posibles, pues son los problemas más comunes que presentan los niños en sus genitales. El primer caso (supuesta ausencia de testículos) se conoce como criptorquidia o criptorquismo, que es cuando los testículos no han descendido hasta el escroto (bolsa que contiene los testículos).

Y cuando la bolsa se ve muy grande, por lo general se trata de un hidrocele o presencia de líquido en el escroto. Son dos cuestiones completamente naturales; el bebé viene así desde el vientre de la madre, por eso no es posible que adquiera criptorquismo o hidrocele por bañarlo de una u otra manera, porque use algún pañal o jabón determinado ni, mucho menos, por un golpe.

En muchas ocasiones, por la hinchazón y tonalidad que pueden adquirir los testículos, “se suele confundir un caso de hidrocele con una hernia inguinal. De ahí la importancia que ante cualquier sospecha, los padres acudan al pediatra para hacer el diagnóstico acertado”, explica el urólogo pediatra Juan Manuel Páez. Y es que, por la confusión, los padres pueden cometer errores y acudir a métodos caseros para ‘mejorar’ los genitales del niño.

“Por ejemplo, cuando no han descendido los testículos del bebé, suelen darle masajes en el área abdominal e inguinal, para que supuestamente bajen. Los masajes no hacen ni bien ni mal, pero tampoco sirven de nada en estos casos”, agrega Páez. ¿Qué tan frecuentes son? Criptorquidia (criptorquismo) e hidrocele son cuestiones naturales y normales en algunos recién nacidos.

“No ocurre el descenso de los testículos porque no se cierra el conducto que comunica al abdomen y al escroto durante la gestación del niño”, explica Páez. No es descabellado pensar que los testículos se queden en el abdomen durante unos 12 meses, ya que allí es donde se desarrollan los genitales masculinos y femeninos.

Mientras los ovarios de las niñas sí se quedan en este sitio, hacia el octavo mes de gestación los testículos de los niños bajan por los canales inguinales hasta la base del pene. Sin embargo, en el 3 o 4 por ciento de los niños nacidos a los nueve meses, y una tercera parte de los bebés prematuros, no descienden antes del nacimiento.

“Los padres deben esperar hasta que el niño cumpla un año; generalmente, a esta edad los testículos ya han descendido. Pero si siguen escondidos luego del primer año (por lo general se presenta en tres o cuatro niños de cada 1.000), hay que practicar cirugía, según indicaciones del especialista”, agrega Páez. Por su parte, el hidrocele se debe a causas desconocidas o, en algunos casos, por procesos inflamatorios del testículo del bebé.

“Si el escroto presenta irritabilidad, se inflama o se pone rojo, es recomendable ir a urgencias, pues se puede tratar de una hernia que no da tiempo de que sane, como sí sucede con el hidrocele, que requiere esperar un año y medio”, explica el urólogo pediatra. Recomendaciones Ante cualquier anormalidad en los genitales del bebé, acuda al pediatra. Él hará el diagnóstico acertado.

Nunca automedique ni suministre al bebé remedios caseros. Luego de que el pediatra diagnostique criptorquidia o hidrocele, espere entre un año y un año y medio. A esta edad, naturalmente, los testículos del niño habrán descendido y no habrá exceso de líquido en el escroto. Un hidrocele o un testículo que no ha descendido no causan dolor ni dificultad para orinar.

Si el bebé llora, acuda al pediatra. Un hidrocele no supone tener los testículos más grandes de lo normal. El escroto, lleno de líquido,los hace lucir así. Es un mito que los masajes hagan descender a los testículos, en caso de que el bebé presente criptorquidia.

Pilar Bolivar C.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

Comentarios (8)

8
danialkhatri
Hace 1 año
Sin embargo, le he dicho yo que se trata de una falsa ilusión. Si llegara a tener algo con este personaje y su esposo la descubriera, estoy segura de que odiaría al intruso, se arrepentiría de corazón y ambicionaría echar el tiempo atrás para ser fuerte frente a las tentaciones. Pero cuando les sucede esto a muchos, es ya muy tarde. emergency survival kits nz
7
kilogram
Hace 1 año
bañarlo de una u otra manera, porque use algún pañal o jabón determinado ni, mucho menos, por un golpe. invisible dog fence transmitter
6
kilogram
Hace 1 año
criptorquismo o hidrocele por bañarlo de una u otra manera, porque use algún pañal o jabón determinado ni, mucho menos, por un golpe. portable dog fences for traveling
5
kilogram
Hace 1 año
Mi bebé nació sin testículos’ o ‘los tiene muy grandes’, suelen pensar los padres al observar a su varón recién nacido. invisible fence batteries rochester ny
4
kilogram
Hace 1 año
bañarlo de una u otra manera, porque use algún pañal o jabón determinado ni, mucho menos, por un golpe. apocalypse survival kit for sale
3
kilogram
Hace 1 año
‘Mi bebé nació sin testículos’ o ‘los tiene muy grandes’, suelen pensar los padres al observar a su varón recién nacido. freeze dried eggs
2
kilogram
Hace 2 años
Mi bebé nació sin testículos’ o ‘los tiene muy grandes’, suelen pensar los padres al observar a su varón recién nacido. bookworm game
1
Eduardo Miranda
Hace 2 años
Hola, otro problema que he escuchado es el del quiste en el glande http://www.lilymom.com/draMamo/crecimiento/quiste-glande.html Al parecer es un tema de higiene

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad