Síguenos en:

Edición 111

Guía para alimentarlos bien Una alimentación balanceada, rica en nutrientes y agradable al paladar y el gusto de los niños es una de las tareas titánicas a la que como padres nos enfrentamos a diario en la casa. Las guías de nutrición del ICBF, de las distintas sociedades de pediatría y de nutricionistas del país recomiendan la leche materna como única alimentación en los primeros seis meses de vida, porque como está demostrado y explicado en esta edición por Valeria Jessica Calderón Bogoslavsky —abogada experta en derechos reproductivos, educadora prenatal y posnatal certificada—, esta contiene todos los nutrientes que el niño necesita para alimentarse y crecer de manera sana en las proporciones exactas.

Además, como es producida para bebés, es más fácil de digerir y asimilar en contraste con otros tipos de leche.

Y contribuye a la prevención de enfermedades, pasa defensas y tiene beneficios no solo físicos sino psicológicos. Una vez se llega a los seis meses, la tarea de ir introduciendo la alimentación complementaria, que —como su nombre lo indica— complementa (no sustituye) la leche materna, le brindará a tu bebé las texturas, los sabores y el mágico mundo de comer productos sólidos, la base de su alimentación futura.

Cuando este abanico de alimentos se muestra, comienza el reto de prepararle nuevas comidas al pequeño en crecimiento, platos y preparaciones que irán incorporándose a su dieta con la asesoría del pediatra o el nutricionista. Esta labor comienza por ir probando sabores, conociendo nutrientes y, sobre todo, probando recetas.

Como ese abanico se hace cada vez más amplio, decidimos hacer una guía de alimentación por edades que tiene menús semanales, para que organices las comidas de tu bebé en cada etapa. Así que recorta y pega en tu nevera cada una de las secciones que hemos preparado, para que sepas qué darle, cómo hacerlo y cuáles son sus bondades. ¡A disfrutar!

 

 

 

No. Edición: 
111
Fecha de la edición: 
Martes, 21 Junio 2016 (Todo el día)