Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO
Patrocinado por:

Tamaño y placer: desvirtuando un mito

Tamaño y placer: desvirtuando un mito
Miércoles, 10 Octubre 2007 - 11:14pm
2

Comentarios

Comparte este artículo

El tamaño de los labios vaginales no juega un papel importante en el placer sexual; sin embargo, algunas mujeres recurren al quirófano porque no se sienten a gusto. Expertos señalan que el clítoris y el punto G son los ‘reyes’. 

No sé por qué razón pero una de las conversaciones más entretenidas que sostenemos las mujeres es sobre sexo, en especial cuando criticamos o nos referimos al tamaño de los genitales de los hombres. Eso sí, en medio de esas charlas salen controversias, con las cuales se llega a la conclusión  de que entre gustos no hay disgustos.

Sin embargo, nunca pensamos cómo es que a ellos les agradan nuestros genitales. ¿Encuentran diferencias entre una y otra? ¿Buscan una vagina más estrecha o un clítoris más grande? o ¿Creen que el tamaño de los genitales de las mujeres incide en la satisfacción sexual?

Precisamente, esta última pregunta fue la que los hombres respondieron en el sondeo realizado en nuestra página de Internet www.abcdelbebe.com. Aunque las respuestas son sorprendentes, queremos empezar hablando sobre los genitales de la mujer, porque muchas de ellas no los conocen con exactitud y no saben que existen múltiples tamaños y formas.

Comencemos por decir que hay diferentes tamaños de vaginas, tanto de profundidad como de amplitud. El himen también tiene diferentes formas y tamaños, aunque aún exista la errada creencia de que cuando se tiene la primera relación sexual y no sangra, la mujer no es virgen, sabiendo que puede estarlo, porque existen hímenes complacientes, es decir, que tienen perforaciones suficientemente amplias y, por ende, permiten la penetración del pene sin que la mujer sangre.

En cuanto al clítoris, esta es la parte más erógena de la mujer y su función únicamente es generar placer. Está situado en el blando tejido que forma la vulva, el cual tiene ramificaciones nerviosas y tejidos erógenos. Mide aproximadamente 13 centímetros, lo que pasa es que en su mayoría está oculto y solo una pequeña porción es visible y es conocido como glande. Mide entre 4 y 5 mm y tiene terminaciones nerviosas que lo hacen muy sensible.

A los dos lados del clítoris  se encuentran los labios mayores, que están cubiertos de vello y compuestos con glándula sebácea, para mantener la grasita y acolchonar el monte de Venus. Los hay de diferentes formas, entre ellos, los más comunes, los que se parecen a una orquídea, porque no se unen.

Estos se encargan de proteger los labios menores, los cuales tienen glándulas para la lubricación y son los que cierran la entrada de la vagina y protegen al clítoris y a la uretra. Por encima del orificio vaginal se encuentra la uretra, que, aunque sirve para la expulsión de la orina, también es sumamente sensible en la estimulación erótica.

Las opiniones

Pero, entonces, ¿los hombres creen que el tamaño de los genitales de las mujeres incide en la satisfacción sexual? Los votantes de Internet tuvieron cinco opciones para responder, una de ellas, con el 51 por ciento, fue que no. Sin embargo, se deben tener en cuenta varias cosas. Por ejemplo, el tamaño de los labios vaginales.

Eusebio Rubio Aureoles, médico con doctorado en sexualidad humana y post doctorado en terapia sexual, señala que aunque sí existen diferentes tamaños de labios vaginales, esta variación no llega a representar un problema real en lo que se refiere al funcionamiento sexual de la mujer. “Aunque lo normal son dos centímetros de protuberancia, es necesario aclarar que la diferencia de tamaños no debe generar angustia en la mujer. Lo que hay que evaluar es la necesidad de una corrección médica”.

Según Felipe Coiffman, médico plástico y docente de cirugía plástica de la Universidad Nacional de Colombia, normalmente los labios menores deben ser más cortos que los mayores, no solo por estética, sino porque también podrían molestar al realizar una práctica sexual. No obstante, esta es la estructura anatómica que más varía, porque pueden aparecer o sobresalir a grandes dimensiones y colgar de los genitales externos.

El especialista Rubio Aureoles explica que los labios, tanto los mayores como los menores, son importantes generadores de placer, pero que no son lo único.

A pesar de esto, el 27 por ciento de los hombres que respondieron el sondeo afirmaron que sí creen que el tamaño de los genitales de las mujeres incide en la satisfacción sexual.

 “Aunque los hombres no le dan mucha importancia al tamaño de la vagina, si los labios mayores son exageradamente grandes y flácidos, puede resultar fastidioso, porque los genitales también deben ser estéticos. Y aunque los hombres se fijan más en qué tan estrecha y tan tensa es la vagina, esto no es lo más importante, porque el verdadero placer está en el clítoris y en el punto G”, dice el especialista Felipe Coiffman.

¿Cuándo surge el problema?

Cuando los labios son más grandes de lo normal y generan una relación sexual dolorosa e incómoda, tanto para el hombre, como para la mujer.

Según el sexólogo Carlos Pol, la única solución a este problema es realizar una labioplastia, que es una intervención con anestesia local y ambulatoria, donde se reduce el tamaño de los labios y se dejan de un tamaño normal, esto sin afectar la sensibilidad de la zona. En caso de que la vagina no sea estrecha existe otro procedimiento que consiste en resecar dos fragmentos a los lados de la mucosa vaginal.

Nuestro sondeo dejó ver que los hombres creen que el tamaño de los genitales no incide en el placer sexual: el 9 por ciento aceptó no conocer sobre el tema; el 8 por ciento afirmó que nunca se fijan en eso y el 5 por ciento reconoció que le es indiferente.

Recomendaciones

 Los especialistas consultados sugieren tener en cuenta:

No recurrir a exceso de cirugías. Por ejemplo, si una cicatriz pequeña en el periné que quedó después del parto no produce problemas, no se debe hacer nada. Si los labios menores están ligeramente aumentados, y no le estorban, tampoco es necesario acudir a una intervención. No recurrir a excesos de estrechamiento de vagina. El clítoris generalmente no necesita ningún tipo de cirugía, porque son excepcionales los casos en los que se debe acortar.

Mónica ToroRedactora ABC del Bebé

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 1 año
los cuales tienen glándulas para la lubricación y son los que cierran la entrada de la vagina y protegen al clítoris invisible fence batteries replacement
1
kilogram
Hace 1 año
El pediatra Víctor García, por su parte, afirma que el pequeño puede permanecer en la habitación de sus padres, en su propio espacio, todo el primer año. electric dog fence collar

Herramientas

Esta calculadora te ayudará a determinar cuál es tu peso ideal, fundamental antes y después de concebir.
Calcula los días más fértiles de tu ciclo; este dato te será muy útil a la hora de concebir tu hijo.

Publicidad