Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Vacunación: un derecho que tienen todos los niños, desde que nacen

Vacunación: un derecho que tienen todos los niños, desde que nacen
Jueves, 17 Diciembre 2009 - 12:09pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

De una adecuada aplicación y del cumplimiento del esquema de vacunación dependerán que el pequeño se encuentre inmune ante las enfermedades.

Las vacunas están hechas de bacterias o virus vivos (debilitados) o inactivos (muertos), que al ingresar al organismo producen anticuerpos. El sistema inmune guarda en su memoria el contacto con estos gérmenes para que cuando aparezcan los verdaderos virus o bacterias causantes de la enfermedad sus anticuerpos reaccionen y bloqueen la infección.

Sin embargo, ninguna vacuna induce protección en el 100 por ciento, pero sí podría llegar a un 90 por ciento.  El éxito de un programa de vacunación radica en controlar una enfermedad, que depende de la tasa de cobertura en la población. Si se logra que entre un 85 a 90 por ciento de los niños estén protegidos se establece inmunidad de rebaño; es decir, que los vacunados protegen a los no vacunados.

La mayoría de vacunas del primer año son intramusculares y el mejor sitio de aplicación es el muslo (nunca se administran en la región glútea). Después del año, se inyectan en el brazo.

Hoy en día, los expertos afirman que las vacunas han permitido la erradicación de enfermedades como viruela y poliomielitis y hay un camino abonado hacia el control del sarampión. Se espera erradicar esta enfermedad en el 2010.

Con el paso de los años, las vacunas se han ido modernizando para disminuir sus efectos colaterales, como la DPTa (difteria, tos ferina y tétanos acelular), en la cual cada fragmento del virus o de la bacteria se aísla y lo que se inyecta es una porción purificada, pero no la cubre el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI).

Hoy, indica el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Colombia, Pier Paolo Balladelli, a través de ingeniería molecular y genética se está perfeccionando la efectividad y seguridad de las vacunas partiendo del estudio del ADN de los microorganismos.

 

Las dudas más comunesLos padres creen que si el niño está enfermo no puede vacunarse. Falso. La gripe y la diarrea no son contraindicación. La única sería la fiebre, pues muchas veces se está incubando una enfermedad diferente y se le podría atribuir a la vacuna. • Es posible que sí se presenten reacciones como fiebre leve, sarpullido, enrojecimiento o dolor en el lugar de la inyección e irritabilidad. En casos especiales, se pueden presentar reacciones severas como llanto incontrolable, brote en la piel y convulsiones.• No tener carné de vacunación ni de afiliación al sistema de salud no es impedimento para vacunar al niño, pues las vacunas incluidas en el PAI son gratuitas. • El riesgo de contraer una enfermedad grave por no administrar la vacuna es mayor que el de que se produzca una reacción seria.• Los prematuros también pueden vacunarse. • No hay complicaciones si se aplica una vacuna que ya se tenía.• Solo en el caso de personas inmunocomprometidas se tiene cuidado al vacunar. Es decir, de enfermedades como el VIH.

 

Para calmar los nerviosEl pediatra Gonzalo Franco aconseja evitar que el niño vea la preparación de la inyección o que observe la jeringa. Para ello, la madre debe cargarlo y, de esta manera también, le ayuda a mitigar el dolor. “La razón es que el afecto produce endorfinas, sustancias que ayudan a contrarrestarlo”, afirma el pediatra.

Además del acetaminofén, posterior a la aplicación, no es conveniente masajear el área de la vacuna. Al hacerlo, explica Franco, esta se puede difundir a través del tejido y no absorber adecuadamente. Lo mejor es aplicar paños con agua fría, tres veces al día, en el sitio de administración.

 Es importante que el pequeño consuma bastante líquido.

En el caso de que el bebé haya vomitado durante las primeras tres horas después de haber recibido la dosis de polio oral, es mejor repetirla porque la vacuna no se ha absorbido.

 

Mitos y verdades✽Según el representante de la OPS en Colombia, Pier Paolo Balladelli, en algunos segmentos de la población la gente piensa que las vacunas, además de inseguras, son ineficaces o que el personal que las administra no es adiestrado. Esto no es cierto. Los riesgos de contraer una enfermedad grave por no administrar la vacuna son mucho mayores que el peligro de que esta produzca una reacción seria. ✽No producen autismo. Si bien algunas producen malestar y fiebre, estas molestias nunca serán mayores que las producidas por la enfermedad. ✽Estar ‘quedado’ en el esquema no es excusa y no hay que empezar de nuevo si se olvidó aplicarla el día previsto. En el país, todos los días son de vacunación y los pequeños pueden ponerse al día con sus inmunizaciones. ✽Ningún medicamento bloquea las vacunas. Sin embargo, hay que tener especial cuidado en el caso de los niños que están recibiendo tratamientos para el cáncer y para los pulmones. ✽Los niños con sida necesitan una vacunación especial.  ✽Los prematuros también pueden vacunarse, pues su organismo está en capacidad de producir defensas.

✽Sí se pueden aplicar varias vacunas al tiempo.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora de ABC del bebé

Comparte este artículo

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Te ayudará a llevar el registro de las vacunas que debes aplicarle a tu hijo en cada etapa de crecimiento. Esta herramienta está asociada a la información de los hijos registrados.

Publicidad