Bebés expuestos a nicotina en el vientre pueden sufrir muerte súbita

El riesgo aumenta en 0.07 puntos porcentuales por cada cigarrillo que la madre consuma.

FUMAR Y EMBARAZO

Además del riesgo de muerte súbita en los primeros meses de vida, la exposición del feto a la nicotina en el útero aumenta el riesgo de bajo peso al nacer hasta en un 20%.

Foto:

IstockPhoto

Por: ABCdelbebe.com
marzo 15 de 2019 , 12:17 p.m.

¿Eres fumadora y estás pensando en quedar en embarazo o ya lo estás pero aún no dejas del hábito? Fumar aunque sea solo un cigarrillo al día durante el embarazo puede duplicar la probabilidad de muerte súbita del bebé. Así lo asegura un nuevo estudio publicado la revista Pediatrics que analizó entre 2007 y 2011, más de 20 millones de nacimientos, incluidas alrededor de 19,000 muertes infantiles que ocurrieron de forma repentina. 

La investigación encontró que el riesgo de muerte repentina del bebé tras el nacimiento aumenta en .07 puntos porcentuales por cada cigarrillo adicional que la madre consuma durante la gestación. Ahora bien, si la madre es de las que se fuma hasta un paquete de 20 cigarrillos al día, ese riesgo se triplica.

"Cada cigarrillo cuenta", dijo la autora principal del estudio, Tatiana Anderson, neurocientífica del Instituto de Investigación Infantil de Seattle. "Los médicos deberían tener estas conversaciones con sus pacientes y decirles: “mire, debería dejar de fumar. Esas son sus mejores probabilidades para disminuir la muerte súbita de su bebé lactante”

¿Por qué la conexión entre un factor y otro?

El síndrome de muerte infantil súbita, fue hasta hace varios años un fenómeno aterrador e inexplicable para los padres hasta que múltiples investigaciones descubrieron una conexión entre la posición en la que eran puestos a dormir los bebés y las muertes repentinas por asfixia accidental.

Así, varias organizaciones y autoridades de salud como la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría, entre otras, empezaron a ofrecer recomendaciones para que los bebés de entre uno y 12 meses se acostaran siempre de lado en sus propias cunas y se eliminaran mantas, juguetes y otros objetos que pudieran soforcarlos.

Pero ahora, esta nueva investigación está demostrando un vínculo directo entre el tabaquismo de la madre y síndrome de muerte súbita del lactante al encontrar que el consumo de nicotina y los demás componentes del cigarrillo aumentan los niveles de serotonina, un neurotransmisor que desempeña un papel clave en la activación y actividad del comportamiento del bebé cuando ha sido ha sido expuesto en el útero del feto al humo de tabaco. Así, en organismos susceptibles, es posible que ese incremento en los niveles de serotonina afecte la capacidad del tronco cerebral para regular el sistema respiratorio del niño durante el sueño, una vez ha nacido. "Y tal vez eso lleva a que el bebé deje de respirar por la noche", señala la investigación.

Otros efectos

Ahora bien, incrementar las posibilidades de que el bebé sufra lo que se conoce popularmente como ‘muerte de cuna’ no es el único peligro de fumar durante el embarazo. Otras investigaciones han mostrado que la exposición del feto en desarrollo a la nicotina en el útero aumenta el riesgo de bajo peso al nacer hasta en un 20%. Además, se ha evidenciado una relación entre el tabaquismo de la madre y un mayor riesgo de asma, cólicos infantiles y obesidad infantil para su hijo.

Tiempo ideal para dejar el cigarrillo

Dado todo lo anterior, ¿cuándo debería una mujer empezar a dejar de fumar si planea quedar embarazada?
De acuerdo con los expertos, por lo menos un año antes. “Hay mujeres que piensan que si quedan embarazadas simplemente dejan el cigarrillo. Lo que no saben es que si fuman en los tres meses previos al embarazo o dejan de fumar durante el primer trimestre, de todas maneras, sus bebés tendrán un riesgo de sufrir muerte súbita que es 50% mayor en comparación con los no fumadores", advirtió Anderson.

"Las mujeres que planean quedar embarazadas y son fumadoras deben dejar de fumar mucho antes de que intenten quedar embarazadas ya que las consecuencias fisiológicas no se detienen solo porque dejaste de fumar durante varias semanas", señaló la investigadora.