Bebé milagro: un trasplante de útero lo hizo posible

Nace primera bebé en EE. UU. tras compleja cirugía, gracias a una donante de útero fallecida.

trasplante de útero

El nacimiento de esta bebé hace parte de un programa de investigación en el cual participan 10 mujeres. Ella es el tercer caso exitoso de la Clínica Cleveland.

Foto:

iStock

Por: ABCdelbebe.com
julio 10 de 2019 , 11:45 a.m.

El mes pasado, en la Clínica Cleveland, de Ohio (EE. UU.) se produjo un segundo milagro científico en su tipo. Una mujer sin útero recibió un trasplante de una persona fallecida y pudo dar a la luz a su pequeña niña, así lo informó, en las últimas horas, la institución médica.

El primer nacimiento similar sucedió en 2015 en Brasil, de una mujer de 32 años que sufría el síndrome Mayer Rokitansky Küster Hause, una enfermedad que hace que los órganos reproductivos no se formen correctamente y, por consiguiente, su útero no funcionaba. Ella recibió un trasplante de matriz de una donante de unos cuarenta años, que tuvo tres hijos y que falleció de un derrame cerebral.

Seis meses después de la operación, su periodo regresó y poco después, recibió los óvulos fecundados y quedó embarazada. El 15 de diciembre de 2015, nació por cesárea, una niña sana de 2,5 kilos.

Ahora, en este caso, la recién nacida estadounidense se convierte en el primer parto exitoso en Estados Unidos. Cabe decir que en el mundo se han realizado otras operaciones parecidas, pero los donantes eran personas vivas, lo cual genera mayores traumatismos, especialmente con las mujeres que donan sus úteros para que otras puedan ser madres.

Nuestro objetivo es hacer que estos eventos extraordinarios sean comunes para las mujeres que eligen esta opción para ser madres.

Vida y ciencia

Este evento que hace historia es producto de una de las cirugías más esperadas de los últimos tiempos, que aunque sigue en perfeccionamiento a raíz de su complejidad, está en rápida evolución, pues da esperanza a las mujeres que nacen sin útero o a quienes se les ha extraído por algún tipo de anomalía o enfermedad, explica Uma Perni, especialista en medicina fetal, que hizo parte del equipo médico que atendió el caso.

La reciente protagonista de este milagro es una mujer de 30 años, que hace parte de un innovador trabajo de investigación que cuenta con 10 pacientes, denominado UFI (por sus siglas en inglés), Infertilidad por Factor Uterino. Ellas tienen una condición especial, carecen de útero o se les extrajo por alguna razón, por lo que lógicamente, no pueden embarazarse.

Cuando se trata de un donante cadavérico, la paciente logra quedar embarazada por fertilización in vitro y, posteriormente, como ya cuenta con su útero, el óvulo fecundado se desarrolla normalmente hasta el nacimiento. Lo importante de este trabajo de la Clínica Cleveland es que allí solo se utilizan úteros de fallecidas, lo cual elimina el riesgo de afectar significativamente al donante vivo, que necesita someterse a una cirugía abdominal mayor, de delicadas condiciones.

“Este procedimiento complejo de trasplante de útero requiere de la supresión de la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo”, explica el cirujano Andreas Tzakis, quien añade “nuestro objetivo es hacer que estos eventos extraordinarios sean comunes para las mujeres que eligen esta opción para ser madres. Estamos muy agradecidos con las donantes y sus familias. En este caso, la generosidad permitió que nuestra paciente hiciera realidad su sueño y naciera una nueva bebé”.

Hasta hoy, el equipo de médicos y científicos de Cleveland ha realizado cinco cirugías, tres de ellas con éxito, y las otras dos pacientes están esperando recibir las trasferencias de embriones. Varias candidatas están ya en lista para recibir este tipo de trasplante y lograr su mayor ilusión, ser madres.

Este tipo de trasplante da esperanza a las mujeres que nacen sin útero o a quienes se les ha extraído por algún tipo de anomalía o enfermedad