Bebé

Bebé prematuro y sus cuidados

Cuando nace un bebé prematuro, necesita unos cuidados especiales para poder tener un buen desarrollo de su cuerpo.

Por Daniela Gonzalez

-
Cuidados del bebé prematuro

Cuidados del bebé prematuro

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año nacen más de 15 millones de niños prematuros, es decir, aquellos que nacen antes de las 37 semanas de gestación. Esta condición es una de las principales causas de muerte en los niños menores de cinco años en todo el mundo. 

Existen tres tipos de bebés prematuros según los catálogo la OMS. Por un lado, están los prematuros extremos, que son aquellos que nacen antes de las 28 semanas de gestación; los muy prematuros de 28 a 32 semanas, y los prematuros tardíos, de la semana 32 a la 37.
 

Los menores que nacen durante estas semanas necesitan unos cuidados especiales. Algunos de ellos duran algunos días en la incubadora, donde el personal médico los deja hasta que terminen de desarrollar todos sus órganos de la manera correcta. 

Sin embargo, aunque los bebés estén en la incubadora, deben estar en constante contacto con la madre gran parte del día para que ella pueda alimentarlo y estar pendiente de todo lo que necesite. Incluso, muchas veces cuando los bebés son dados de alta, la madre debe hacer “Plan canguro” el cual se basa en tener al pequeño todo el día junto a su pecho, piel con piel, para mantenerlo en calor, sin exponerlo al exterior. 

Los principales problemas con los que nacen los bebés prematuros se encuentran en sus pulmones, ya que éstos órganos son los últimos en desarrollarse; es por esto que aquellos pequeños que nacen antes de tiempo necesitan cuidados especiales por parte de los padres y mayor seguimiento por parte de pediatra para evitar que se desarrollen algunas enfermedades. 

En la gran mayoría de los casos, estos bebés necesitan oxígeno. Sin embargo, esta decisión la tomará el médico que esté a cargo del proceso del menor. 

Otro de los problemas frecuentes de los bebés con esta condición son los gastrointestinales, que surgen debido a que puede tener su tubo gástrico muy inmaduro, sin embargo, esto puede solucionarse con una correcta alimentación, es decir, con leche materna.

Frente a esto, la Asociación Española de Pediatría afirmó que “El uso de la leche materna fortificada es un pilar básico para la alimentación del bebé”.

La piel del recién nacido es mucho más delicada. Por eso es importante usar productos específicos que tengan un pH neutro, pues, al usar cremas perfumadas pueden causar una irritación en el pequeño. Además, deben tener constante cuidado con la piel de su colita cuando le vayan a cambiar el pañal. 

Es importante el seguimiento que los médicos hacen al menor durante su crecimiento, por ello, los padres deben acudir con el menor a todos los controles y a aplicarle las vacunas correspondientes. Gran parte de los bebés prematuros al crecer pueden llevar una vida normal, pero esto depende de los cuidados que tengan con el pequeño cuando este nace. 

En esta nota

  • Bebé
  • Mamá
  • Prematuros

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Bebé