Bebé

Nuevos cuartos que intentan reproducir el calor y la oscuridad del vientre materno

Por Abcdelbebe.com

-
null

Esto con el fin de acoger a los recién nacidos que requieren más cuidados y atenciones.

Cuando un embarazo dura menos de 37 semanas, se le considera pretérmino; es decir, que el bebé no cumplió todo el tiempo de gestación que requería para su desarrollo completo y, generalmente, presenta una serie de complicaciones durante los primeros días o meses de vida.Por eso, la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital de Miami Baptist Childrens, en Estados Unidos, inauguró sus primeras ‘habitaciones vientre”.Una de las principales ventajas de estas ‘habitaciones vientre’ es que permiten la privacidad necesaria para el contacto piel a piel entre los padres y su bebé.Esto significa que los niños no solo están en un ambiente que procura brindarles las condiciones propias del lugar en el que permanecieron por varios meses, sino que independientemente de que los pequeños necesiten de la vigilancia y el manejo hospitalario, los padres pueden brindarles “cuidados canguro”. Teniendo en cuenta que resulta de vital importancia la cercanía y el afecto de estos para el desarrollo de los recién nacidos y los prematuros.A propósito, el neonatólogo William Smalling asegura: “Los estudios han demostrado que el vínculo emocional entre padres e hijo redunda en un mejor desarrollo. Es por esto que las habitaciones individuales son un medio propicio para el fortalecimiento de ese vínculo, a la vez que nos permite controlar mejor los factores de estímulo externo como la luz y el ruido”. Otros beneficiosLa posición. Los bebés prematuros no se pueden acomodar por sí mismos. Sin embargo, al encontrarse en un ambiente favorable y con la ayuda de los padres, les es más fácil encontrar una posición cómoda.En ese sentido, no hay que olvidar que, con el tiempo, una posición inadecuada puede afectar el desarrollo motor del bebé.Las luces. Este es uno de los aspectos que más se cuida en este tipo de habitaciones, puesto que las luces brillantes pueden causar lesiones a la visión y alterar el ritmo circadiano, con el que el bebé diferencia el día de la noche. El sonido. En las ‘habitaciones vientre’ se procura aislar al pequeño de la mayor cantidad de ruidos exteriores, pues uno muy fuerte puede lesionar sus oídos y le puede resultar estresante e incómodo. También se evitan los sonidos de las ruedas de las cunas y los equipos de respiración.

En esta nota

  • Útero
  • Recién nacido
  • Bienestar
  • Parto
  • Salud
  • Embarazo semana a semana
  • Niño
  • Embarazo
  • Bebé
  • Familia

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Bebé