Bebé

Tos ferina: conozca las causas y los síntomas

La tos ferina puede afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, los bebés menores de cuatro meses pueden presentar complicaciones graves, incluso la muerte.

Por Redacción Abcdelbebe

-

Uno de los mayores miedos que enfrentan los papás al momento de tener un bebé son las múltiples enfermedades, infecciones y virus que puedan contraer sus hijos. Una de las que tiene mayor afectación en los lactantes, aunque se creía erradicada, es la tos ferina, una infección bacteriana conocida por causar fuertes ataques de tos que terminan con un sonido silbante al respirar.

Esta enfermedad se puede presentar en personas de todas las edades, pero en menores lactantes de seis meses que no cuentan con su esquema de vacunación completo, los síntomas son más graves y pueden llegar a ser mortales.

Según el Instituto Nacional de Salud, para el año 2021 Colombia presentó 342 casos  de esta enfermedad producida por la bacteria Bordetella pertussis (o B. pertussis). De estos, 208  se presentaron en menores de dos meses y 134 casos en niños de tres a cuatro meses.

Esta enfermedad se transmite mediante los fluidos nasales y la saliva de una persona contagiada con el bebé, de allí la importancia que las personas que visiten a tus hijos estén vacunados contra esta enfermedad, que se laven muy bien y desinfecten las manos antes de tocar al bebé y que, bajo ninguna circunstancia, tengan síntomas de enfermedades respiratorias.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la tos ferina se tardan entre siete a diez días en aparecer y pueden ser fácilmente confundidos con un resfriado. Los primeros síntomas en manifestarse son  moqueo, tos, estornudos y fiebre leve.

Si los abscesos de tos duran un minuto o más, si el niño presenta una coloración roja o morada en su rostro y al final de cada ataque de tos presenta ruido silbante al respirar o vómito, hay que acudir al médico.

Otros signos de alerta en bebés lactantes son: jadeo, enrojecimiento y falta de aire después de un ataque de tos.


 

¿Qué hacer si sospechas que tu hijo tiene tos ferina?

Debes acudir ante un profesional que pueda diagnosticar la enfermedad mediante exámenes físicos y toma de muestra de los fluidos de boca y nariz. Es probable que también solicite una radiografía o un exámen de sangre.

Si la enfermedad está en sus etapas iniciales, el médico formulará antibióticos que deberás suministrar al pie de la letra. También le podrás ayudar con el vaporizador, solamente si el médico lo recomienda. 

Evita suministrar medicamentos o infusiones caseras, pues pueden generar otros problemas o incluso empeorar los síntomas. Tampoco utilices aerosoles, fumar y exponer a tu pequeño a vapores de cocina.

Es normal que tu hijo tenga una pérdida de apetito cuando está enfermo. Si ya iniciaste el proceso de introducir comidas sólidas o papillas,  intenta darle raciones pequeñas de comida, así como abundantes líquidos.

Quédate atenta a las señales de deshidratación, como sequedad en los labios, irritabilidad, ojos hundidos, llanto sin lágrimas y reducción de idas al baño o de la cantidad de orina en los pañales.

Recuerda que la mejor manera de prevenir la tos ferina es aplicando el esquema de vacunación, según la edad de tu bebé. Las dosis para prevenir esta enfermedad son a los dos, cuatro y seis meses de edad, un refuerzo a los once meses y finalmente a los seis años. En algunos casos es recomendable que se aplique otro refuerzo entre los 11 y 12 años.  

Según la fundación Salomé Salva una Vida, se recomienda no exponer a los bebé menores de 6 meses a espacios concurridos como centros comerciales, aeropuertos y parques, además de ventilar tu casa dos horas al día. 

En esta nota

  • tosferina
  • bebe
  • vacunas

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Bebé