Embarazo

ABC del bebé la saluda

Por Abcdelbebe.com

-
null

El espermatozoide transporta una sustancia que disuelve la capa externa que recubre al óvulo para penetrarlo. Una vez dentro, pierde su cola, su cabeza crece y se fusiona con el óvulo, formando una única célula. Luego, esta se divide en nuevas células durante su recorrido a la trompa de Falopio.

Cuatro días después de la concepción, el óvulo fecundado llega a la cavidad uterina; para entonces, se ha convertido en una esfera de cerca de 100 células con un centro líquido, de tamaño microscópico (el bebé es tan pequeño que puede compararse con la cabeza de un alfiler). Posteriormente se adhiere al revestimiento del útero al final de la tercera semana de embarazo.  Este proceso se conoce como implantación.

Ramificaciones de las células externas embrionarias se incrustan en el revestimiento para unirse con los vasos sanguíneos de la madre. Más adelante formarán la placenta. Otras se desarrollan para dar paso al cordón umbilical y las membranas que protegen al feto.

Las células interiores se dividen en tres capas, encargadas de formar las diferentes partes del cuerpo del bebé.

En esta nota

  • Newsletter
  • Gestación
  • Información
  • Parto
  • Desarrollo
  • Embarazo semana a semana
  • Niño
  • Embarazo
  • Bebé
  • Familia

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Embarazo