Embarazo

Cabello graso durante el embarazo: causas y posibles soluciones

Durante el embarazo, experimentamos cambios hormonales, que pueden afectar el aspecto de nuestro cabello, puede verse más opaco, quebradizo y grasoso, aunque lo lavemos con frecuencia.

Por Pamela Avendaño

-
Cabello

Cabello (iStock)

Si eres una mujer con el cabello seco, el embarazo te lo pondrá hermoso, pero si por el contrario tienes cabello graso, será una gran dificultad, por eso en ABC del bebé te damos una guía de cómo tratarlo.

Aumentar la frecuencia de lavado

Si te lo lavas cada tercer día, deberás lavarlo con más frecuencia, tendrás que cambiar tu champú a uno que sea más suave y que tenga un pH neutro, esto evitará que se generen irritaciones en tu cabello.

Estimulación del cuero cabelludo

Se recomienda que el lavado del cabello se realice con agua tibia y se realicen masajes en forma circular en el cuero cabelludo, ya que esto estimula la circulación. Al realizar los masajes evita usar las uñas o ser muy agresiva, pues esto sólo ocasionará más grasa.

Planchas y secadoras

Durante el embarazo, no se recomienda el uso de planchas y secadoras de cabello, esto puede irritar el cuero cabelludo y generar más sebo, lo más recomendable es dejarlo secar al aire libre o utilizar una toalla.

Alimentación

Elegir alimentos que no sean ultraprocesados o embutidos, ayuda a nuestro organismo. Lo más recomendable es tener buena hidratación y una dieta rica en frutas y verduras.

La condición de cabello graso es normal durante el embarazo y suele desaparecer en la etapa de posparto.

En esta nota

  • cabello graso
  • embarazo
  • cabello

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Embarazo