Embarazo

Cuidados durante el embarazo: Tips y signos de alarma

La gestación es un proceso de mucho amor, que implica ser responsables en varios aspectos.

Por Ursula Toro Uribe

-

Asistir a los controles prenatales es muy importante con el fin de identificar riesgos y prevenir futuras complicaciones que puedan presentarse durante el embarazo, el parto o luego de este. Por eso en ABC del bebé Invitamos a tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

¿Qué recomendaciones tomar en cuanto a la alimentación?

El proceso de gestación provoca es una de las etapas cuando ocurre mayor cambio físico en la mujer. Las siguientes son las cantidades adicionales de nutrientes que debe consumir una mujer en estado de embarazo, atienda estas recomendaciones:

Lo primero que hay qué decir es que “comer bien” no significa, ni comer mucho, ni comer basándose en alimentos caros.

Una de las claves está en consumir los alimentos despacio, masticando bien, en un ambiente relajado, tranquilo, evitando distracciones (TV, radio, celulares, etc.).

En lo posible, ingiera sus alimentos sentada a la mesa en compañía de su familia.

Si va a salir a darse sol, procure que sea antes de las 10:00 a.m. o luego de las 3:00 p.m.

La higiene bucal es fundamental.

Tome al menos cinco vasos de agua al día,  en conjunto con las comidas.

En lo posible, consuma alimentos preparados en los siguientes métodos: a la parrilla, al vapor, sudados o cocidos, que sean frescos y estén recién preparados.

Consuma al menos dos vasos de leche entera, kumis o yogurt, evite el consumo de leche cruda o no tratada; consuma una tajada de queso diaria.

Si puede, coma al día por lo menos dos porciones de pescado, aves de corral, carne de res o cerdo magra sin gordos. Consuma por lo menos dos veces a la semana vísceras de res como bofe, hígado o pajarilla y acompáñelos de una fruta entera como guayaba, mandarina, naranja o papaya.

Consuma un huevo diario en cualquier preparación.

Es importante también que incluya en su alimentación diaria frutas y verduras bien lavadas; prefiera el consumo de frutas enteras y no jugos.

Disminuya la cantidad de azúcar que añade a la leche, café, jugos de frutas, batidos, infusiones y a cualquier otro alimento.

Cuando presente náuseas es aconsejable una galleta de soda o un pan antes de levantarse, consumir seis comidas al día en lugar de tres y evitar en lo posible los olores fuertes.

Cuando presente estreñimiento aumente el consumo de agua, cereales integrales (productos de panadería integral o granola), frutas enteras (granadilla, naranja, mandarina, papaya, uvas, patilla o pitaya) y verduras crudas.

No consuma suplementos nutricionales o herbales que no hayan sido formulados por su médico; no consuma aguas saborizadas, gaseosas o bebidas energéticas.

Actividad física y ejercicio:

El ejercicio durante el embarazo es muy importante. Si antes de quedar embarazada practicaba algún tipo de ejercicio y/o deporte, le beneficiará continuar con esta actividad teniendo en cuenta las recomendaciones de su médico. Si no realizaba ninguna actividad física es excelente caminar a un ritmo moderado.

Desde el segundo trimestre es mejor no hacer ejercicios acostada de espalda. Se recomienda mantener una postura correcta, evitar saltos, no arquear la espalda, no levantar los pies sobre las caderas y no hacer abdominales.

Se debe reducir la rutina física a medida que el embarazo avanza.

Síntomas de alarma durante el embarazo:

Durante el embarazo pueden presentarse síntomas que le indican que debe consultar de forma inmediata a su médico. Es muy importante que esté atenta a cualquiera de los siguientes aspectos:

Disminución de movimientos fetales, que no respondan a estímulos, tales como consumo de algún alimento frío o efectos auditivos (ponerle música o hablarle al bebé).

Tres contracciones en 10 minutos durante una hora.

Salida de líquido por la vagina (romper fuente) así no tenga contracciones.

Sangrado vaginal abundante con coágulos.

Dolor de cabeza acompañado de visión borrosa, pito en los oídos, ardor en la boca del estómago e inflamación en la cara o extremidades (manos, brazos y piernas).

Los cambios que suceden durante el embarazo pueden causar alteraciones en la boca. Una de las consecuencias es que el bebé nazca antes de tiempo afectando su desarrollo durante los primeros meses de vida.

Salud bucal durante el embarazo

El tratamiento odontológico durante el embarazo es seguro y necesario para mantener la boca sana y no le causará ningún daño al bebé.

Durante el embarazo se puede presentar inflamación de las encías (estas se ponen enrojecidas y agrandadas), sangrado de las encías, sabor ácido en la boca causado por vómito y agrieras, movilidad de los dientes, dolor dental o abscesos o cualquier tipo de infecciones en la boca.

Las recomendaciones son:

Primer trimestre: Valoración odontológica para enseñanza de higiene oral y realizar tratamientos prioritarios.

Segundo trimestre: Es la época ideal para hacer cualquier tratamiento odontológico que se necesite.

Tercer trimestre Citas más cortas para no cansarse.

Si es necesario un tratamiento urgente, se pueden tomar rayos X si es necesario, la anestesia local no causará ningún daño al bebé.

Como parte de las recomendaciones de salud oral se incluye realizar un correcto cepillado con pasta dental fluorada mínimo dos al día. Cada cepillado debe durar 2 minutos, también usar hilo dental y enjuagues bucales con fluoruro, y hacer las visitas recomendadas para salud bucal de la madre y el bebé.

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Embarazo