Embarazo

Duchas vaginales: ¿por qué no debes realizarlas en el embarazo?

Este método consiste en lavar o higienizar la vagina con agua y mezclas de líquidos, no está médicamente recomendado.

Por Pamela Avendaño

-
null

Las duchas vaginales son frecuentes en algunas mujeres que consideras que esto sirve para limpiar la zona íntima, sin embargo, no es recomendado por los médicos ya que el introducir líquidos puede generar infecciones.

La parte interna de la vagina está acondicionada para que por medio de bacterias tenga un Ph ácido, lo que quiere decir que se limpia sola por dentro y que no es recomendable introducir objetos para lavarla.

(Además: Parto vaginal después de una cesárea: lo que debes saber)

Si una mujer realiza un lavado al interior de su zona íntima, los productos alterarán el Ph y la vagina será vulnerable a hongos y bacterias perjudiciales, que generarán infecciones como: Candidiasis vaginal, vaginitis o irritación.

Al realizar el procedimiento en una mujer gestante, se puede producir parto prematuro y si se quiere quedar embarazada las duchas vaginales pueden generar embarazos ectópicos.

(Además: embarazo ectópico: conoce los diferentes tipos)

Para esta etapa solo se requiere utilizar ropa interior de algodón, evitar los tampones y limpiar de adelante hacia atrás cuando se vaya al baño.



 

En esta nota

  • Ducha vaginal
  • vaginitis
  • embarazo

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Embarazo