Embarazo

Monitoreo fetal: ¿qué es y para qué sirve?

El monitoreo fetal se realiza en el último mes del embarazo y tiene como finalidad evaluar la condición médica de nuestro bebé, monitoreando sus latidos cardíacos y movimientos.

Por Pamela Avendaño

-
Ecografía

Ecografía (iStock)

Con este examen también se evalúan las condiciones para el parto, como las características de las contracciones, su duración en intensidad. En el monitoreo fetal pueden presentarse contracciones falsas que son las encargadas de preparar nuestro útero.

¿Cuándo se realiza?

Este examen se realiza al final de la semana 37 de nuestro embarazo y se realiza solo una vez cada siete días a partir de la semana 40, este monitoreo se realiza más periódicamente con una frecuencia de 3 o 4 días hasta el momento del parto.

También se puede indicar en madres que no cumplen las semanas pero que tienen condiciones especiales,como lupus, enfermedades renales, diabetes, hipertensión, problemas cardíacos entre otros.

¿Cómo se realiza?

Este examen es de los más sencillos, se realiza con un monitor externo que es colocado en tu vientre y se realiza acostada o sentada. También te darán un botón que deberás pulsar cada vez que sientas las contracciones.

Los transductores colocados en tu vientre, se encargan de captar el latido fetal y la actividad uterina, enviando señales a una computadora que permite grabar el examen e imprimirlo en papel.

En general, esta prueba dura alrededor de 30 minutos, pero puede extenderse si no se detectan por lo menos cinco movimientos del bebé durante ese lapso.

En esta nota

  • monitoreo fetal
  • actividad uterina
  • parto

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Embarazo