Embarazo

Toxoplasmosis: cómo detectarla y evitarla

Es importante evitar las enfermedades durante el embarazo para no tener problemas en el desarrollo del bebé durante el proceso de gestación. 

Por Daniela Gonzalez

-
Cuidados durante el embarazo

Cuidados durante el embarazo

Una de las preocupaciones más grandes de las mujeres embarazadas es tener alguna enfermedad que afecte al bebé, antes esto te presentamos una de las infecciones más frecuentes: la Toxoplasmosis.

Esta es una infección causada por el parásito Toxoplasma gondii, el cual vive en el intestino de algunos animales y es común en muchas personas, que usualmente no suelen presentar síntomas; sin embargo, en el caso de una mujer embarazada, si esta infección llega al feto, puede llegar afectar al bebé.
 

IMPORTANTE: La transmisión de esta infección se da por medio del consumo de alimentos que no son lavados de la manera indicada, así como la carne cruda. Por esto, en caso de estar en embarazo, es de vital importancia tener cuidado con los establecimientos en los cuales va a consumir sus comidas diarias.
 

Además,  en caso de cocinar en casa, recuerda mantener una rutina de higiene de las frutas y verduras crudas, para eliminar cualquier tipo de bacteria o parásito que estos puedan llegar a tener. 

Es importante saber que en caso de que la persona se hubiera infectado de Toxoplasmosis seis meses antes de quedar en estado de embarazo, su cuerpo genera anticuerpos para poder combatir la infección, durante varios meses después. 

La toxoplasmosis y los gatos
 

Uno de los grandes mitos que se tiene en el embarazo, es la falsa creencia de que los gatos pueden transmitir al humano el parásito responsable de esta enfermedad y por ello, cuando una mujer entra en etapa de gestación, suelen ‘deshacerse’ de los felinos que haya en casa.

Esto es un mito, y como ya aseguramos anteriormente, este parásito ingresa al cuerpo a través de carnes crudas y frutas y verduras mal lavadas.

¿Cómo se detecta la infección? 

Si bien en la mayoría de personas portadoras de la infección provocada por este parásito, en otras puede presentar dolor muscular, fiebre y falta de apetito;sin embargo, en las mujeres embarazadas, cuando esta infección llega al feto, afecta al bebé causando malformaciones, hidrocefalia, sordera, ceguera y en casos muy graves algunas mujeres pueden llegar a perder a su bebé, dependiendo del trimestre de gestación en el que se encuentren. 

Por medio de un examen de sangre, los médicos pueden determinar si la mujer es portadora de esta infección o no. En caso de que el resultado sea negativo y no tenga anticuerpos, se deben hacer exámenes periódicos para evitar el contagio durante el embarazo. 

En caso de que ya se encuentre infectada, el médico tratante deberá hacer los exámenes correspondientes para poder conocer la gravedad de la infección y tomar la mejor decisión para madre e hijo. 

Para evitar tener estas enfermedades a lo largo del embarazo es importante seguir todas las recomendaciones médicas,  tener las vacunas necesarias y asistir a todos los chequeos para poder detectar cualquier anomalía en el momento indicado. 

En esta nota

  • Embarazo
  • Mamá

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Embarazo