Embarazo

Yoga, una opción para ejercitarse durante el embarazo

Practicarlo tiene efectos positivos para madre y bebé.

Por Abcdelbebe.com

-
null

Practicarlo tiene efectos positivos para madre y bebé. Mejora la respiración y la postura, tonifica los músculos y fortalece el vínculo afectivo.

La palabra yoga se deriva del sánscrito yug y significa “unión”. Por eso, su objetivo es armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu. De esa manera, el yoga prenatal está encaminado a fortalecer el vínculo entre madre e hijo y mejorar la preparación física y sicológica en el embarazo.

Lo ideal es que gracias a las herramientas de este arte milenario se logre un equilibrio emocional para disfrutar la gestación con tranquilidad y darle más seguridad y control al recién nacido.

La respiración es la llave maestra en el yoga y cuando la madre aprende a controlarla voluntariamente, su sangre circula mejor. Esto hace que llegue más oxígeno a la placenta y el bebé tenga un óptimo desarrollo.

La experta

Xiomara Xibillé, experta en el tema y conductora del programa de ABC del bebé, practica yoga desde hace más de 12 años y dicta clases de yoga prenatal hace siete. Su encuentro con esta técnica marcó su vida y por eso ha realizado varios cursos para aprender más sobre este arte y poder enseñarlo a otras mujeres.

(Vea el artículo "Yoga en pareja durante la gestación representa grandes beneficios para los futuros padres y el bebé")

“A través del yoga prenatal la madre se puede preparar física y emocionalmente. El estiramiento y la relajación ayudan a afrontar los cambios corporales que suceden durante la gestación, el parto y el posparto”, afirma Xiomara Xibillé.

El yoga tiene beneficios en la parte física y espiritual. En la primera, se estimula la parte pélvica para sensibilizarla y fortalecerla. Con esto se procura tener un parto más sano y facilitar la recuperación en la etapa posterior. En la segunda, se logra una mayor vinculación afectiva y energética entre la madre y el niño, que solo se puede conseguir con este tipo de técnicas.

Puede ser practicado por las mujeres embarazadas a partir de los 3 meses de gestación e incluso hasta días antes dar a luz.

Beneficios para la madreAprende formas de aliviar las incomodidades físicas propias del embarazo y el posparto.Reduce el estrés y la ansiedad antes y durante el parto.Fortalece el vínculo con el bebé cuando está en el útero.Desarrolla confianza para afrontar el parto.

En esta nota

  • Yoga
  • Práctica saludable
  • Ejercicio
  • Actividad física
  • Parto
  • Desarrollo
  • Embarazo semana a semana
  • Niño
  • Embarazo
  • Bebé
  • Familia

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Embarazo