Familia

Gaslighting: ¿qué es y por qué no hacerlo a tus hijos?

Esta práctica puede generar problemas de confianza en los niños y traer consecuencias psicológicas a largo plazo.

Por Daniela Gonzalez

-
Los padres deben estar durante el crecimiento del menor (iStock).

Los padres deben estar durante el crecimiento del menor (iStock).

Durante los primeros años de desarrollo y crecimiento de los niños, ellos necesitan un acompañamiento constante que los vaya enseñando sobre las diferentes cosas que están bien o mal en la vida. En este tiempo ellos van formando su carácter, personalidad, gustos, entre otros factores que necesitan ir de la mano de sus padres para crecer fuertes en todos los aspectos. 

Sin embargo, hay algunas familias que pueden utilizar la técnica de gaslighting, la cual hace que los menores empiecen a dudar de ellos mismos. Dejan de creer que sus sentimientos, pensamientos o percepciones son correctas, esto puede generar ansiedad, depresión y confusión en los pequeños. 

(Seguir leyendo: ¿Cómo enseñar a leer a tus hijos? Te damos algunos consejos)

En ocasiones esta técnica de manipulación se aplica sin querer, pero hay padres que la aplican, aún conociendo las consecuencias que esto puede traer en la vida de los pequeños. Esto hace que los niños crezcan dependiendo emocionalmente de sus padres, porque no pueden formar el carácter para entender sobre lo que está bien hacer o sobre lo que piensan. 

¿Cómo saber si estoy aplicando gaslighting? 

  • Culpa: Los padres que ejercen esta técnica de manipulación en sus hijos suelen culparlos de todo lo que pasa a su alrededor aún cuando no tienen nada que ver. En ocasiones también pueden hacer sentir mal a los niños por querer pasar tiempo junto a los adultos. 
  • Sentimientos: Muchas veces pueden invalidar los sentimientos del menor, decir que es “muy sensible”, “debe actuar como hombre”, “debe dar ejemplo”, “los hombres no lloran”, entre otros comentarios que pueden minimizar todos los pensamientos o sensaciones que está experimentando el menor. 
  • Crítica: Suelen hacer comentarios mediante los cuales critican las decisiones que toma el pequeño, la forma en la que se viste, sus gustos, entre otros. Muchas veces ellos van a tener diferentes hobbies y debes respetarlos todos sin juzgar.
  • Control: Hacen pensar a sus hijos que todo lo que están haciendo está mal, por medio de esto buscan controlar al menor para que solo haga las cosas que quiere que haga y en los momentos que lo indiques. 

    (Leer más: Consejos para conducir en estado de embarazo)

En caso de que el pequeño hubiera pasado por esos momentos difíciles, debes hablar con él para saber en qué estado se encuentra emocionalmente y si es necesario pueden buscar ayuda de un experto, quien lo va a ayudar a superar esos momentos o a superar las consecuencias. 

Más noticias: 

En esta nota

  • Crecimiento
  • Familia
  • Niños

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Familia