Regular el uso de audífonos, clave para cuidar los oídos de tus hijos

La OMS estima que 34 millones de niños en todo el mundo sufren pérdida auditiva.

niños audífonos

La OMS advierte pérdidas auditivas en niños debido a los altos niveles de sonido a los cuáles escuchan música, consumen contenidos audiovisuales y juegan videojuegos.

Foto:

Istockphoto

Por: ABCdelbebe.com
febrero 13 de 2019 , 03:23 p.m.

Se estima que el 5 por ciento de la población mundial, es decir 466 millones de personas, entre ellos 34 millones de niños, sufren pérdida auditiva. 

La  cifra la dio a conocer esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS), preocupada por la pérdida de la  salud auditiva de los usuarios de teléfonos inteligentes y otros reproductores de MP3. Además, advirtió que la estadística va en aumento debido a los altos niveles de sonido a los cuáles niños y jóvenes escuchan música, consumen contenidos audiovisuales y juegan videojuegos.

Incluso, se calcula que la mitad de los jóvenes de entre 12 a 35 años, es decir 1.100 millones de personas en el mundo, hoy por hoy corren el riesgo de sufrir pérdidas auditivas a causa “de una exposición prolongada y excesiva a sonidos fuertes”, según la OMS.

Por eso, las recomendaciones que se plantean comprenden una serie de opciones de seguridad que deben ser tenidas en cuenta por los padres antes de entregar un dispositivo electrónico a los niños como fijar el control del volumen del aparato, incluida su disminución automática en caso de que el niño sobrepase el límite recomendado o monitorear esto a través de una aplicación de control parental.

¡Cuidado con el uso de audífonos!

Otro factor de riesgo para que tu pequeño sufra una pérdida auditiva es el uso inadecuado de reproductores de audio personales como Ipods, MP3 y MP4 y teléfonos inteligentes que pueden pasar factura si se utilizan a unos niveles perjudiciales de sonido y durante un tiempo prolongado como lo sostiene el doctor Jorge Almario, especialista otoneurólogo.

Para algunos expertos, el uso de estos aparatos electrónicos debería permitirse solo a partir de los 7 años mientras que para otros, la edad indicada es desde los 12 años en adelante. Eso sí, todos coinciden en que los padres deben moderar su uso diario y estar atentos a los niveles de sonido a los que se exponen sus pequeños ya que el uso incorrecto puede llegar a alterar la capacidad de aprendizaje, de memoria y de retención de los niños, favoreciendo además su aislamiento social.

Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que se debe educar a los niños para que no usen el volumen de estos dispositivos por encima del 50% de su capacidad total. Es decir, si el celular o MP3 tiene 20 puntos de volumen máximo, el niño no deberá subirlo a más de 10 puntos.

Otra recomendación, gira en torno al tipo de auriculares. En este caso, lo ideal para grandes y chicos es utilizar auriculares o cascos que se ajusten bien al oído y permitan aislar el ruido del entorno, de modo que se escuche con claridad sin necesidad de elevar el volumen del dispositivo. En cambio, se debe evitar usar audífonos que se introduzcan en el oído ya que estos pueden ser más agresivos al esar en contacto directo con el pabellón auditivo.

Adicionalmente, los padres deben dar pautas claras sobre su uso en lugares públicos ya que el uso de audífonos al caminar por la calle o al montar en bicicleta reduce la percepción auditiva y la atención, aumentando la probabilidad de que la persona que los utiliza sea atropellada por un vehículo, por ejemplo. De otro lado, aunque los niños mantengan un volumen bajo, también se debe limitar el tiempo de utilización a menos de una hora al día.

“Ya que tenemos el conocimiento para prevenir la pérdida auditiva, no debería haber tantos jóvenes que continúen dañando su audición escuchando música”, subrayó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Adicionalmente, la OMS planea entregar una serie de recomendaciones que deberán ser adoptadas por gobiernos y fabricantes de los dispositivos de audio de forma voluntaria, y que incluye la posibilidad de crear perfiles personalizados en función de las prácticas auditivas del usuario, quien podría así saber si está utilizando un volumen seguro o no. "Lo que nosotros proponemos es que los  teléfonos inteligentes estén equipados con un contador de velocidad, un sistema de medición que le informe al usuario sobre la cantidad de sonido queestá recibiendo y que le indique si supera el límiteexplicó Shelly Chadha, médico de la OMS, en una conferencia de prensa en Ginebra.