Dale a tu hijo toda la energía que necesita para estudiar

Una lonchera nutritiva es muy importante para el rendimiento escolar de tu hijo.

lonchera

Una buena alimentación es fundamental para el desarrollo saludable de tus hijos.

Foto:

iStock

Por: ABCdelbebe.com
agosto 15 de 2019 , 12:00 p.m.

Seguramente, el momento de comprarle las onces a tu hijo es un constante debate entre lo que a él le gusta y lo que tú consideras saludable, algo muy común, pues todas las madres en algún momento han pasado por esta situación. Lo cierto, es que tanto los alimentos que tu pequeño consume a media mañana como a media tarde, son tan importantes como cualquiera de las tres comidas principales, pues serán las encargadas de brindarle todos los nutrientes, las vitaminas y las calorías suficientes para desarrollar sus tareas diarias con normalidad.

De hecho, de acuerdo con la Secretaría de Salud de Bogotá, “la lonchera escolar es un complemento de la alimentación diaria de los estudiantes y no reemplaza comidas como el desayuno o el almuerzo. Además, debe aportan entre el 10 y 20 por ciento de las calorías totales recomendadas en un día”. De allí la importancia de escoger muy bien los alimentos que le vas a dar a tu hijo, de tal forma que sean deliciosos y variados, pero principalmente nutritivos y que satisfagan todas las necesidades de su organismo en cada etapa de su desarrollo.

La alimentación en la edad escolar es vital, en esta instancia tu pequeño está atravesando por un proceso de crecimiento físico e intelectual y, además, empieza a tener un grado de autonomía mucho mayor, incluso, para decidir qué quiere comer y qué no. Es por eso, que tu papel en este momento es crucial, pues debes hacer que los alimentos sean lo suficientemente atractivos para que a él le agraden y a la vez lo más nutritivos posibles. Por eso, los expertos te aconsejan experimentar con diferentes presentaciones de un mismo plato, de tal forma que tu pequeño descubra la comida que más le gusta y tú, la que más lo nutre.

lonchera

En una lonchera saludable no pueden faltar las frutas y el agua.

Foto:

iStock

En este punto, cabe resaltar que los nutricionistas infantiles aconsejan evitar el consumo de alimentos ultra procesados, con edulcorantes y sabores artificiales, así como pasabocas y bebidas con altos niveles de azúcar. Otro factor que no debes olvidar es la correcta manipulación de las frutas y verduras, porque con un cuidadoso lavado de tus manos y de los utensilios de cocina, evitas que la comida se contamine o descomponga fácilmente.

Lo que debes tener en cuenta al preparar la lonchera

Como ya lo sabes, las calorías son la cantidad de energía que produce un alimento al ser ingerido y se van gastando a medida que desempeñamos alguna actividad. De allí, la importancia de brindarles a los niños una buena alimentación de tal forma que tengan la fuerza necesaria para realizar su rutina diaria.

lonchera

La clave es ofrecer alimentos nutritivos, pero que se vean atractivos y les gusten a los pequeños.

Foto:

iStock

De acuerdo con el doctor Óscar Mauricio Guerrero, director médico de Emermédica, la cantidad de calorías que requiere el organismo de un niño dependen de su edad “de 4 a 8 años, un niño debe ingerir en promedio de 1.400 a 1.800 calorías; mientras que un menor de 9 a 13 años, necesita alrededor de 1.800 a 2.600 calorías, a diferencia de los adolescentes de 14 a 18 años, cuyos cuerpos requieren de 2.200 a 3.200 calorías” Para ello, puedes revisar las etiquetas de los alimentos y conocer la información calórica de cada uno.

En cuanto a los líquidos, estos deben mantener hidratado a tu hijo y ayudar a que su metabolismo funcione correctamente, de allí que lo más aconsejable sean los jugos de fruta natural sin azúcar y por supuesto el agua. “Se espera que los niños entre los 4 y 10 años ingieran entre 1 y 1,5 litros al día, y desde los 11 años en adelante, entre 1,5 y 2,5 litros al día” añade Guerrero.

Así las cosas, la clave de una buena alimentación durante la edad escolar está en ofrecer alimentos nutritivos que proporcionen energía, algunos de ellos son el pan y el cereal integral, las galletas sin relleno y algunos frutos secos. También puedes incluir proteínas de origen natural como el huevo, el jamón o las salchichas, así como lácteos semidescremados y por supuesto la fibra, que la puedes obtener de las frutas, verduras y algunos cereales como la avena.

No olvides que la alimentación es fundamental para que tu hijo crezca sano y fuerte, por eso debes seleccionar muy bien el tipo de alimentos que le vas a dar, pues de ellos dependerá su desarrollo, aprendizaje y en especial, le estarás ayudando a generar conciencia  sobre su cuerpo y los hábitos alimenticios que necesita para ser un campeón.