articulo patrocinado

Los niños están consumiendo azúcar por encima del límite recomendado

La OMS recomienda que los azúcares libres no excedan el 10 % del consumo diario total de energía.

ingesta de azúcar

Según el estudio, las bebidas azucaradas son las que tienen mayor evidencia de tener efectos nocivos para la salud.

Foto:

Istockphoto

Por: ABCdelbebe.com
mayo 08 de 2019 , 04:16 p.m.

Los menores de edad en el mundo están consumiendo más cantidad de azúcar que la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Así lo concluyeron investigadores de la Universidad de Zaragoza (España) que, mediante encuestas dietéticas realizadas en diversos países —incluido Colombia—encontró que los niños y adolescentes están superando el límite fijado para el consumo de azúcares libres, el cual no debe exceder  el 10 % del consumo diario total de energía.

En otras palabras, los niños están ingiriendo demasiados endulzantes artificiales presentes en la miel, las bebidas azucaradas, las compotas y los jugos de frutas envasados. Sin embargo, el análisis no tuvo en cuenta los azúcares naturales presentes en las frutas enteras.

La revisión, realizada por los investigadores Azahara Iris Rupérez, María Isabel Mesana y Luis Alberto Moreno, encontró que, en menores de 4 años, la ingesta de azúcares agregados oscila entre el 9,8 y el 11,2 %; en niños de 4 a 10 años, llega hasta el 18 %; y en adolescentes, entre el 13,6 y el 16,6 %.

Las conclusiones del estudio enfatizan en que las bebidas endulzadas con azúcar son las que tienen mayor evidencia de tener efectos nocivos para la salud. Según esta revisión, las fuentes principales de azúcares agregados son las bebidas a base de frutas y las bebidas a base de leche con adición de azúcar. A estos les siguen los productos de panadería dulce, los productos para untar, los chocolates, la confitería y los cereales.

Las consecuencias

Los daños causados por el consumo elevado de estos productos han sido ampliamente documentados por diversos estudios. Entre otros, se incluyen la obesidad y el hígado graso, factores que, a su vez, provocan dislipidemia (concentración de grasas en la sangre), presión arterial alta, resistencia a la insulina y riesgo de infarto cardiaco.

consumo de azúcar

Los productos de panadería dulce, los productos para untar, los chocolates, la confitería y los cereales, tan preferidos por los niños, aportan grandes cantidades de azúcares a la dieta.

Foto:

Istockphoto

Según los investigadores, en los últimos años han salido al mercado diversos productos con alto contenido de azúcar dirigidos bebés y niños pequeños. El problema radica en que, como los bebés tienen una preferencia natural por los sabores dulces, la introducción temprana de estos productos genera una preferencia por alimentos edulcorados a lo largo de la vida.

“A algunas fórmulas infantiles —advierten los autores— se les ha agregado sacarosa y glucosa, que son más dulces que la lactosa (el azúcar que se encuentra en la leche materna). El hábito de agregar azúcares a los alimentos que comúnmente se perciben como saludables, como el yogur, la leche o la fruta, puede afectar negativamente la adherencia a un patrón de dieta saludable”. Incluso, los investigadores alertan sobre las altas proporciones de azúcar en los alimentos complementarios que la industria ofrece en bolsas exprimibles.

Ante la evidencia acumulada, los autores son enfáticos en señalar la necesidad de “hacer esfuerzos para conseguir alimentos y bebidas nutricionalmente adecuados para las poblaciones jóvenes”, y  emprender “políticas específicas para reducir el consumo de azúcar libre para reducir el riesgo de obesidad y complicaciones cardiometabólicas durante la infancia y la adolescencia”.