Ser mamá

¿Cómo aliviar el dolor de pezón mientras amamantas a tu bebé?

Las mujeres suelen experimentar un fuerte dolor en sus senos durante las primeras semanas de lactancia. 

 

Por Daniela Gonzalez

-
Es importante mantener una buena posición durante la lactancia (iStock).

Es importante mantener una buena posición durante la lactancia (iStock).

Uno de los mayores miedos de las madres que están próximas a tener sus bebés es la lactancia, para algunas este proceso suele ser algo doloroso y difícil. Para las mujeres que son mamás primerizas, este dolor puede asustarla, sin embargo, debes entender que es normal y se irá días después del parto, según como se vaya desarrollando el proceso de lactancia con el bebé. 

Si ese dolor no se va, puede ser por algunas de las siguientes causas: 

Pezones con grietas:Verifica el estado en el cual se encuentra el pezón. Hay ocasiones en las que se forman grietas en él debido al mal agarre del bebé al momento de alimentarse o una mala postura durante la lactancia. 

Intenta mejorar la posición del menor, si después de unos días el dolor persiste, es mejor consultar al médico para evitar que se presente algún tipo de infección en el seno que sea el principal causante de las molestias. 

Existen casos en los cuales el bebé todavía no sabe la forma correcta de agarrar el pezón para poder estimularlo y alimentarse, por esta razón en ocasiones se generan algunas irritaciones en el seno que pueden causar dolor, ardor, entre otras molestias durante la lactancia. 

(Seguir leyendo: Licencia de maternidad y paternidad: estas son las nuevas condiciones

Debes tener presente que la manera correcta de tener al bebé es que su estómago, muslo y cuerpo este en contacto directo con tu piel, la nariz del bebé debe quedar justo frente al seno de la madre. La espalda del bebé debe estar apoyada en tu brazo, así será más fácil para él tomar el pezón para alimentarse. 

También puedes lavar tus pezones una vez al día con agua tibia pero sin jabón, después de que el bebé se alimente puedes mojar un poco tus pezones con algo de leche para que se mantengan hidratados.  No apliques ningún tipo de crema adicional, recuerda que el bebé come por medio del pezón y es peligroso para él ingerir otras sustancias. 

(Leer más: Leche materna: ¿cuáles son los nutrientes?)

En caso de que sientas molestias del roce del pezón con el brasier, puedes usar copas para el pezón. Son aquellas redondas de plástico que recubren una parte del seno y ayudan a recolectar la leche que por accidente se riegue durante cualquier momento del día. 

Más noticias: 

En esta nota

  • Lactancia
  • Leche materna
  • Bebé

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Ser mamá