Ser mamá

La piel postparto ¿Qué tratamientos puede mejorarla?

Durante el periodo de gestación el cuerpo, y en especial la piel, va sufriendo cambios para adaptarse al proceso de crecimiento del bebé. 

Por Daniela Gonzalez

-
Cuidados de la piel en el postparto

Cuidados de la piel en el postparto

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y así como el que más se estira durante el embarazo. Por esta razón es importante que puedas cuidarte antes, durante y después del proceso de gestación.  

El cambio hormonal, el aumento de estrógenos, estrés y otros factores que se viven durante el pre y postparto, pueden llegar afectar la piel de manera significativa. Aquí te contamos cuáles son los cambios que se pueden producir y cómo puedes tratarlos de la manera correcta. 

Manchas: Durante el embarazo pueden salir unas pequeñas manchas oscuras en tu cara. Estas aparecen en casi todas las mujeres y son llamadas “cloasma gestacional”. Después de dar a luz, suelen ir bajando su tono poco a poco, pero no desaparecen del todo. 

Para evitar que estas queden en tu rostro de por vida, los dermatólogos recomiendan usar bloqueador solar todos los días, sin importar si hay o no exposición al sol. Además de esto, realizar exfoliaciones suaves con los productos adecuados. En caso de que las manchas no se vayan con el pasar de las semanas, deberás pedir una cita con un médico experto que pueda verificar el estado de tu piel. 

Acné: El cambio hormonal que sufren las mujeres durante el embarazo, puede llegar a causar diferentes brotes en el rostro y en el caso de que ya se tengan  antecedentes de piel con acné, aumenta la probabilidad de que este aparezca durante el periodo de gestación o el postparto. 

Para evitar que este aparezca, recuerda lavar tu cara todos los días antes de acostarte. Siempre usa los productos adecuados según tu tipo de piel, es decir, no uses productos que puedan aumentar la producción de grasa en el rostro. También debes mantener una buena alimentación para prevenir el acné, esto incluye el consumo constante de agua, frutas y verduras. 

Resequedad: Después del parto, la piel del vientre puede verse un poco seca, debido a los cambios tan rápidos que ha tenido que pasar en un periodo corto de tiempo.

Una forma de ayudar a que ésta mejore su aspecto es con una buena hidratación externa e interna, esto incluye aplicar cremas o aceites hidratantes en la zona realizando suaves masajes que ayuden a reafirmar la piel. 

Recuerda siempre que es importante hidratarte y consumir alimentos ricos en antioxidantes, esto no solo por mejorar el aspecto de la piel, también ayuda a que el proceso de lactancia sea mucho mejor. 

Flacidez: Durante el embarazo la piel se estira hasta 10 veces, siendo la parte del cuerpo que más sufre cambios; en el postparto vas a sentir que esta parte queda un poco flácida. Pero, ¡No te preocupes! no va a estar así siempre, existen diferentes actividades que puedes realizar para mejorar este aspecto. 

El ejercicio te va a ayudar a que la piel poco a poco vaya tomando la firmeza que quieres, este es un proceso que requiere paciencia pero que va a mejorar tu físico y ayudar a liberar serotonina para tener una mejor salud mental, liberando el estrés en cada entrenamiento. 

Aunque los cambios son un poco demorados, todo es cuestión de tiempo para que tu cuerpo vuelva a tener la figura que tenía antes, lo importante es no perder la calma, disfrutar de todo este proceso que ahora estás viviendo de la mano de tu bebé. 

No es fácil dar vida a un nuevo ser y formarlo dentro de tu vientre durante nueve meses, por eso no debes sentirte mal con el aspecto físico que tiene tu cuerpo en el postparto. Disfruta todos los días de este momento en tu vida, en el camino vas a ver los cambios. 

En esta nota

  • Mamá
  • Postparto

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Ser mamá