Ser mamá

Tu pecho antes y después del parto, ¿qué tanto cambia?

Es normal que durante el embarazo aumente el tamaño de tus senos, esto se debe a las hormonas y estrógenos que el cuerpo está produciendo.

Por Alejandra Ospina

-
Lactancia materna

Lactancia materna

Uno de los síntomas en las mujeres embarazadas es un dolor y presión en sus senos. Los pezones también cambian, en algunas chicas se pone de un color un poco más oscuro, este se hace más grande y se ponen sensible. Este dolor pasará al finalizar el tercer semestre, sin embargo, cuando nazca el bebé puede que tus senos sean de un tamaño más grande. 

Debido a que este aumento de tamaño se da de manera rápida, puede que los senos queden un poco flácidos o caídas. Por eso es importante que las mujeres tengan cuidados de sus mamas antes, durante y después del embarazo, para esto necesitas realizar ejercicios pero también mantener una buena alimentación. 

Para poder fortalecer los músculos de tus senos puedes practicar diferentes ejercicios como la natación, los cuales ayudan con la flacidez. También existen algunas actividades físicas donde requieres hacer un mayor esfuerzo en tu espalda y pecho. Hacer estos ejercicios con constancia puede ayudar a que veas resultados óptimos en algunas semanas. 

También debes asegurarte de siempre usar un sostén firme, que sea de tu talla y adecuado para el tamaño de tus senos, esto ayudará a que los senos no se vean caídos. Además durante la lactancia materna puede usar uno de un material exclusivo, estos traen un broche que puedes soltar con facilidad para alimentar a tu bebé. 

Cuando el pequeño este tomando leche materna debes colocarlo en la posición adecuada; así vas a evitar que salgan grietas. En caso de que estas aparezcan, puedes hacerte masajes en las mamas en círculos, con cremas o aceites hidratantes. 

Recuerda que el bebé recibe lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, después de este periodo de tiempo puedes mezclar la lactancia con la alimentación de sólidos o papillas. Es normal que en ocasiones puedas sentir los senos cargados o muy inflamados, esto se debe a la cantidad de leche que está produciendo tu cuerpo. 

En esta nota

  • Embarazo
  • Bebé

Recibe todas la información en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre ser padres.

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Ser mamá